6 señales de que debes contratar empleados temporales

Por Robert Half 17 de diciembre 2018

El final de año puede presentar un aumento en la carga de trabajo y la demanda de producción. Depende de ti asegurarte de que tu equipo esté equipado y con el personal suficiente y, a veces, la mejor manera de lograrlo es pensar en encontrar soluciones de personal temporales.

Si bien esto se puede considerar un esfuerzo frívolo y que consume mucho tiempo, confiar en empleados temporales para impulsar tu fuerza laboral puede tener algunos beneficios increíbles.

Aquí hay seis señales de advertencia sobre cómo un profesional temporal podría ser requerido en tu equipo, cómo encontrar candidatos adecuados y las razones por las cuales el personal temporal suele ser la mejor solución para tu problema.

1. Falta de candidatos permanentes adecuados para un puesto vacante

La escasez de habilidades puede impedirte encontrar al candidato adecuado rápidamente, dejando un déficit de habilidades que debilita tu equipo. Si existe una función de la que simplemente no se puede prescindir, es sensato cubrirla con un integrante temporal en que equipo hasta encontrar a la persona adecuada.

2. La carga de trabajo de tu equipo es demasiado pesada

Si la carga de trabajo es demasiado pesada y tienen varios proyectos que se deben entregar antes de fin de año, un profesional temporal puede ayudar a liberar a tus empleados permanentes más valiosos. Esto ayuda a eliminar la presión de tus mejores empleados, dejándolos libres para centrarse en tareas importantes sin sentirse abrumados.

Si te sientes demasiado ocupado para siquiera pensar en contratar a un empleado temporal, habla con nosotros sobre una entrevista de trabajo.

3. Cuando se requieren habilidades de nicho

Los profesionales independientes y temporales tienden a poseer habilidades especializadas y de nicho, que no se encuentran comúnmente en las fuerzas de trabajo permanentes. Cuando ciertos proyectos requieren esas habilidades para fechas límite inminentes, puede tener más sentido traer a alguien a corto plazo, especialmente si sabes que no necesitarás necesariamente esas habilidades nuevamente para proyectos futuros.

4. Tu equipo está de vacaciones

Tu negocio necesita poder ofrecer un servicio de calidad aunque los integrantes del equipo se vayan de vacaciones. Si te preocupa que muchos de tus mejores empleados estén de vacaciones al mismo tiempo, un miembro temporal en tu personal puede ayudarte a cubrir esa carencia y aliviar la presión sobre el resto del equipo, quienes de lo contrario habrían tenido que compartir la carga de trabajo.

5. Los proyectos de transformación digital necesitan soporte

No es raro que las empresas contraten profesionales temporales calificados para tomar las riendas mientras entrenan a los miembros existentes del personal para prepararlos para la transformación digital de la empresa.

A través de la investigación para la Guía de Salarios de 2018, descubrimos que la capacitación y el desarrollo de los empleados es una de las principales prioridades para las empresas para el próximo año. Los profesionales temporales y las fuerzas de trabajo combinadas son una excelente manera de apoyar esta iniciativa.

6. Cuando necesitas recursos, pero tienes un presupuesto limitado

Si has notado que hay un espacio en tu equipo para un nuevo profesional, pero simplemente no tienes el presupuesto para contratar a nadie, es posible que un profesional temporal te brinde una solución rentable. Las tarifas diarias y los horarios flexibles te pueden dar la libertad de llenar los vacíos dentro de tu programa mensual, por lo que no se desperdician fondos.

Necesitas ayuda para encontrar un profesional temporario confiable y altamente calificado? Comunícate con el equipo de Robert Half y solicita una lista de profesionales completamente analizados en muy poco tiempo.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...