Trabajo temporal: la evolución global de Gig Economy

Por Robert Half 7 de noviembre 2018

El mundo profesional del trabajo se redefine como nunca antes. Con la entrada de los profesionales especializados en la economía por encargo o "Gig economy”, la evolución de la fuerza laboral de contingencia está atrayendo cada vez más la atención de las empresas y los empleados por igual.

La tecnología ha sido el motor de este importante crecimiento de la mano de obra contingente, que abarca desde el trabajo general de bajo nivel, en lo que se ha denominado la "Gig economy", hasta el talento altamente calificado y de experiencia, que abarca la fuerza laboral "independiente" o "bajo demanda". Las nuevas plataformas digitales han facilitado la vinculación de posibles contratistas a corto plazo con clientes y empresas.

Sin embargo, la fuerza laboral de contingencia no es un concepto completamente nuevo; de hecho, hemos estado colocando profesionales temporales e interinos en carreras altamente gratificantes por más de 45 años.

Los nuevos puestos de trabajo

Hay una marcada diferencia entre los nuevos puestos de trabajo tácticos que estamos viendo en, por ejemplo, Uber y Deliveroo, y los trabajos de nivel profesional que llevan a las organizaciones hacia la innovación y el cambio. Un reciente informe descubrió que el 59% de todos los trabajadores por encargo brindan servicios profesionales, creativos o administrativos, en comparación con sólo el 16% que entrega servicios de manejo o entrega.

Las empresas, tanto grandes como pequeñas, están adoptando la tendencia de contratar habilidades profesionales individuales sobre una base aparentemente más "independiente" o de proyecto/provisional. Esta es una tendencia que sin duda es probable que veamos mucho más en el futuro.

Cuéntenos sobre sus necesidades y nuestros consultores le ayudarán a encontrar el mejor profesional.

El reciente aumento en el tamaño de la "mano de obra contingente" en la actualidad es un fenómeno cíclico y debe considerarse como una respuesta natural a los tiempos de recesión económica, como los que vimos entre 2008 y 2011. Durante una crisis hay un aumento en la demanda de habilidades, incluso si son más difíciles o más costosas de mantener de manera permanente.

A medida que se inaugura la Industria 4.0, estamos nuevamente en un estado de cambio constante. La ola actual de contratar trabajadores contingentes para complementar la fuerza de trabajo permanente debería pregonarse como precursor de la era a la que estamos entrando. En lugar de ser temida, debería verse como una oportunidad para cambiar nuestro enfoque. Los trabajadores altamente calificados que son contratados para compromisos dedicados, para efectuar cambios o manejar una mayor demanda durante los giros estratégicos o al presentar ofertas comerciales innovadoras, tienen mucha demanda y es necesario incluirlos en nuestras estrategias de contratación.

Cambio de enfoque comercial y la mentalidad de la generación del milenio

Cada vez más personas a nivel mundial están optando por trabajar de forma flexible, en proyectos que les interesan y que se alinean con sus aptitudes y objetivos de estilo de vida. La OCDE ha informado que el 40% de la gente joven en Europa, menores de 24 años, muestran interés en el autoempleo. A medida que estos trabajadores millenials maduran y suman habilidades, también contribuyen al crecimiento de la fuerza laboral de contingencia. 

Por supuesto, es importante recordar que los consultores altamente especializados, que tienen las herramientas y la experiencia adecuadas para ser remunerados por servicios premium, pueden tener una experiencia muy diferente de aquellos con talentos que están más disponibles. Las organizaciones aceptarán fácilmente consultores más experimentados con capacidades que pueden implementarse por un tiempo determinado. Este cambio les permite acceder a una fuerza de trabajo competitiva, cuando lo necesiten, y esto abre oportunidades nuevas e interesantes en todo el mundo.

Muchas empresas, desde bancos hasta servicios profesionales, están reconsiderando sus modelos de negocios y buscando la mejor manera de conectarse con sus clientes. Esto requiere de agilidad y respuesta rápida, y al construir el lugar de trabajo moderno las empresas en general se están abriendo a la idea de trabajo flexible, compartido y rotación laboral.

Tendencias globales dentro de la economía por encargo

Se podría decir que la última vez que vimos un aumento en la mano de obra contingente fue durante la década de 1990 y principios de los 2000, durante el boom tecnológico temprano, y luego una vez más durante la crisis económica del 2008. En ese entonces, los contratistas temporales eran más bien una rareza. Proporcionaron una respuesta rápida a una necesidad urgente. Debido a la gran demanda de habilidades en estos momentos, y a la incapacidad de adquirirlas a tiempo completo, surgió una forma única de trabajar fuera de los contratos de empleo tradicionales para mantener a flote a las empresas y los trabajadores.

Hoy, sin embargo, la retrospectiva es nuestro aliado y ahora estamos mucho mejor preparados para beneficiarnos del cambio. Puesto que los trabajadores por encargo se están convirtiendo en una parte muy significativa del mundo laboral, los mercados desarrollados se han familiarizado más con el aprovechamiento de este valioso conjunto de recursos cuando es necesario. Es una parte importante de la diversidad general de empleados.

A pesar de la regulación histórica que rodea el empleo permanente, la fuerza de trabajo contingente de Europa en general tiene una madurez relativa; muchas empresas han apalancado contratos temporales o provisionales durante años. Aun así, esto continúa evolucionando dramáticamente en lugares como Francia, Bélgica, los Países Bajos y Alemania, donde se ha flexibilizado aún más la regulación del empleo.

En Australia, la Asociación de Servicios de Reclutamiento y Consultoría reveló que poco menos de un tercio de la fuerza de trabajo, o 4,1 millones de personas, aceptan un contrato o trabajo independiente cada año. Sin embargo, el apoyo del crecimiento de la economía por encargo en este mercado viene de la preocupación de que las funciones de nivel inicial para los jóvenes en ese país están desapareciendo, y posiblemente estén forzando a los novatos a trabajar por cuenta propia. Esto plantea un problema más amplio en torno a la duración de ciertas habilidades y a si los jóvenes están siendo capacitados para trabajos que pueden verse afectados por la automatización en la próxima década. Esta es un área que los profesionales independientes y las empresas deberán considerar detenidamente.

Curiosamente, en los EE. UU., donde el número total de trabajadores contingentes era tradicionalmente bastante bajo en comparación con el mercado laboral en general, hemos visto un aumento sustancial en los últimos años. 57,3 millones de personas ahora trabajan en puestos independientes - y casi la mitad (47%) de ellos- son millennials.

Preparándose para un futuro flexible y colaborativo

Siempre se necesitarán personas de tiempo completo para funciones permanentes dentro de las organizaciones. La diferencia hoy, es que los recursos contingentes están fácilmente disponibles para ayudar a las empresas a superar los valles o los requisitos cambiantes en la carga de trabajo.

La economía por encargo ya se ha convertido en algo viable para muchos profesionales que están desarrollando su carrera. Para los trabajadores, significa más flexibilidad en cuanto a cómo y cuándo trabajan, y también el tipo de proyectos que aceptan. Mientras que para las empresas es de gran valor el acceso inmediato a la experiencia, las habilidades y el conocimiento extraído de un grupo de talentos flexible, adquirido durante los proyectos clave.

Si una empresa atraviesa una fase de crecimiento u opera en un entorno desafiante y competitivo, estas habilidades aportan un nivel adicional de colaboración y desafían las formas de pensar existentes. Y en la crisis del talento de hoy en día, donde las compañías luchan por encontrar las destrezas que necesitan, puede que sea la solución en la batalla mundial por el talento.

En general, la economía por encargo brinda acceso a una fuerza de trabajo contingente muy competitiva, así como la flexibilidad financiera para permitir que las empresas decidan dónde y con qué rapidez, pueden agregar valor a los servicios que ofrecen a sus clientes.

Creando un equipo ganador

Alcanzar nuevos niveles de eficiencia y productividad se ha convertido en una necesidad, permitiéndole a las empresas mantenerse actualizada en su área en pos de obtener la mejor performance del equipo para la empresa.

More From the Blog...