¿Tu proceso de reclutamiento es muy largo? ¡Revisa 4 consejos para acelerarlo!

Por Robert Half 4 de junio 2018

Es normal que algunas empresas tarden mucho en el proceso de selección y, cuando se trata de funciones que exigen un alto nivel de habilidad, es natural que quieras garantizar la contratación mejor calificada para realizar el trabajo en cuestión.

Pero ¿qué sucede cuando el proceso de selección comienza a prolongarse?

Estás entrevistando un candidato tras otro y ninguno parece adecuarse perfectamente a la función. La mayoría de los reclutadores se puede sentir frustrado al intentar encontrar al funcionario correcto en un mercado laboral competitivo.

Revisa estos consejos que te ayudarán a acelerar el proceso de selección e identificar un candidato adecuado para el trabajo que estás ofreciendo:

1. Examina tus errores

Intenta identificar cuál es el momento exacto en que tu proceso de contratación tiene los mayores problemas.

Por ejemplo: si no estás recibiendo curriculum de candidatos calificados, es probable que la descripción del trabajo deba rehacerse. ¿El puesto está descrito con precisión? ¿Los requisitos son razonables? ¿Estás destacando aspectos de la cultura corporativa de tu empresa que la hacen atractiva?

Si no logras cerrar un contrato con posibles candidatos, quizás sea necesario mejorar la oferta de empleo, revisando el rango salarial o proporcionando mejores opciones de beneficios. El punto clave es concentrarse apenas en un aspecto del proceso de selección a la vez, para que puedas corregir lo que no está funcionando y evitar posibles problemas.

2. Expande tus fuentes de reclutamiento

Si has decidido simplemente publicar tu anuncio de empleo en un portal online, debes saber que eso quizás no sea suficiente. Dependiendo del tipo de puesto, necesitarás un alcance mayor. Pide a tus funcionarios referencias e incentívalos a dar posibles indicaciones.

Aumentar tus esfuerzos de networking, tanto online como personalmente, traerá beneficios adicionales. La mejor forma para que encuentren tu oportunidad es haciendo que todos sepan que existe. Habla del tema con tus contactos para mantener las conexiones fuertes y para que recuerden que aún estás buscando.

Considera también una ayuda externa para tu contratación, por ejemplo una empresa especializada. Esos profesionales poseen redes profundas de contactos de personas que están buscando empleo y, muchas veces, son capaces de identificar profesionales calificados que de otra forma no sabrían del puesto que ofreces. Además, garantizan la contratación del candidato ideal.

3. Sé flexible

Tus expectativas pueden ser uno de los motivos por los cuales el proceso de selección se prolongó. La mayoría de los empleadores busca un candidato con años de experiencia, un grado avanzado de expertise y una larga lista de certificaciones relevantes del sector. Sin embargo, es posible que pocos candidatos cumplan con todas esas calificaciones y tu candidato ideal quizás ni siquiera exista.

En el anuncio de empleo, enumera solamente las calificaciones esenciales para ser exitoso en el puesto. De lo contrario, corres el riesgo de limitar el grupo de candidatos. Y al evaluar a los candidatos, concéntrate en los requisitos necesarios para realizar el trabajo real.

Recuerda además que las personas talentosas se pueden entrenar y normalmente están muy ansiosas por aprender. Por lo tanto, mantén la puerta abierta a profesionales promisores que quizás no tienen toda la experiencia que buscas, pero poseen el potencial para progresar y avanzar rápidamente.

4. Si no estás seguro, no contrates

Es tentador sumar a alguien - cualquier persona – al equipo cuando las cargas de trabajo se están acumulando y tus funcionarios no logran absorber una tarea adicional. Sin embargo, la desesperación puede llevar fácilmente a tomar malas (y caras) decisiones de contratación.

Si tu proceso de selección se está demorando demasiado, considera traer soluciones temporales hasta encontrar a la persona correcta para realizar el trabajo de forma permanente. Quizás puedas cambiar de idea después de evaluar el desempeño de ese funcionario temporal y hacer que se convierta en permanente.

5. Encabeza tu próximo proceso de selección

Cuando se trata de tus futuras necesidades de contratación, siempre es mejor estar un paso adelante. No esperes hasta que exista una necesidad inmediata por cubrir un puesto. Intenta construir y mantener un flujo de talentos que puedan encajar bien en cargos que se abran en el futuro. Continúa recopilando curriculum y manteniendo relacionamientos con candidatos que te gustaron, pero no contrataste. Ser proactivo ahora puede ayudar a reducir tu próximo proceso de selección.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...