Mirándose a los ojos: la tecnología no nos desconectará

Por Robert Half 8 de agosto 2018

La tecnología ha contribuido a mejorar nuestras experiencias constantemente, incluso cuando se trata del mercado laboral. Por ejemplo, ¿cuándo fue la última vez que entregaste un curriculum personalmente en la recepción de una empresa o supiste de alguien que lo hizo? Apuesto que nunca entregaste el documento en la recepción de una empresa, ya que lo enviaste al potencial empleador vía e-mail, a través del sitio de la propia compañía, empresa de reclutamiento o plataformas específicas de empleo. 

La llegada de la tecnología está lejos de eliminar algunas etapas tradicionales del proceso de reclutamiento, como la entrevista presencial. Los avances tecnológicos vienen a complementar la acción de reclutar, facilitando y agilizando el encuentro entre candidatos y empresas. Existen incluso softwares que ayudan en el cruce de habilidades de los candidatos para optimizar el proceso.  

En ese escenario, las orientaciones son: 

A los empleadores: 

  1. Dediquen tiempo a definir la descripción del puesto, con detalles de las habilidades y certificaciones importantes para el buen desempeño de la función. 

  1. No excluyan la entrevista presencial del proceso de selección, principalmente si las actividades del puesto abierto interfieren en el resultado de los negocios de la compañía. Nada como mirarse a los ojos para generar impresiones sobre el candidato. 

  1. En el contacto personal con el candidato, no pierdas la oportunidad de hacer preguntas que te permitan identificar sus mejores habilidades conductuales. A fin de cuentas, es difícil, por ejemplo, enseñarle a alguien a ser comprometido. Siempre es más fácil mejorar las cualidades naturales. 

A los candidatos: 

  1. Personaliza tu curriculum con palabras clave para que los “robots” de los softwares te vean. Inspírate en el aviso del puesto o las habilidades técnicas más valoradas por el mercado dentro de tu área de acción. 

  1. Siempre que sea posible, deja el computador para estar en contacto con amigos o pares de trabajo para no perder la habilidad de la comunicación verbal, tan importante para entrevistas presenciales, por teléfono o video conferencia. 

  1. Usa la tecnología a tu favor para prepararte para una entrevista. Investiga sobre el mercado, historia, cultura y objetivos de la empresa. Eso será importante tanto para ver si tienes afinidad con la compañía como para mostrar al reclutador que eres una persona actualizada e interesada. 

Los avances tecnológicos son bienvenidos, el mundo los necesita y celebramos su llegada. Pero en el proceso de reclutar a los profesionales más adecuados, el mirarse a los ojos ¡nunca pasará de moda! 

More From the Blog...