5 aspectos a tener en cuenta si se decide incluir un rango salarial en un anuncio de empleo

Al anunciar una posición vacante, ¿se debe incluir el rango salarial? Lo cierto es que no hay una respuesta correcta para esa pregunta, pero existen algunos pros y contras respecto a entregar información salarial en un proceso de reclutamiento. A continuación, se plantean cinco aspectos a tener en cuenta:

1. Incluir un rango salarial podría afectar al número y la calidad de los candidatos que postulen al cargo
Si se ofrece un salario atractivo, podría ser que los reclutadores recibiesen un bombardeo de postulaciones. Todo el mundo quiere una posición en la que se paga bien, y el anuncio podría ser reenviado y compartido entre potenciales candidatos. Generalmente, cuantas más solicitudes se reciben, más oportunidades de encontrar a los candidatos más calificados, pero también podrían llegar muchos currículos de gente que no será adecuada para la posición.

Los candidatos se enteran de las posiciones a través de diferentes fuentes y muchas veces les dicen “aunque no cumplas con todos los requisitos, ¡inténtalo, no pierdes nada!”. En consecuencia, dar con la persona adecuada entre una montaña de postulaciones podría ser tan difícil como encontrar una aguja en un pajar.

Por otra parte, si se da a conocer un rango salarial y resulta que no es competitivo, lo más probable es que los mejores candidatos no postulen al cargo. Entonces, se perderá la oportunidad de poder presentarles la empresa y el proyecto, y convencerles de lo que se les puede aportar, antes de discutir sobre el salario y los beneficios no financieros que se ofrecen.

2. Entregar un rango salarial podría generar expectativas poco reales
A priori, esto podría parecer una obviedad. Entregando un rango salarial lo que se busca precisamente es generar expectativas. Pero es importante tener en cuenta estos dos escenarios:

Los candidatos no son impresionantes. El rango salarial tendría que estar enfocado en los candidatos que cumplen con los requisitos solicitados, como contar con un magíster, un certificado de formación específico o amplia experiencia, por poner algunos ejemplos. Sin embargo, a medida que las solicitudes vayan llegando, podría suceder que el reclutador se diese cuenta de que la mayoría ni siquiera cumple con los mínimos necesarios.  

Los candidatos sobrevaloran sus capacidades. El hecho de anunciar el salario como un rango podría suponer que incluso la gente que cumple con los requisitos al mínimo postulase al cargo esperando la máxima remuneración o, como mínimo, un salario por encima del mínimo indicado. Si se les ofrece un salario más cercano al mínimo, entonces podrían reaccionar negativamente.

Sin duda, ambas situaciones podrían tener un mejor resultado si los candidatos no conociesen el rango salarial de la posición.

3. Dar a conocer un rango salarial para una posición vacante podría genera rencillas internas
Si la empresa no tiene una política salarial transparente, dar a conocer un rango salarial para una posición vacante podría ser peligroso. Los empleados de la compañía podrían sentirse ofendidos si descubren que al nuevo empleado se le pagará un salario similar al que ellos cobran, o incluso superior. El empleador ha de tener muy buenas razones si eso sucede. Sin embargo, los trabajadores no tienen por qué entenderlo ni compartirlo. Esto podría afectar a los esfuerzos que realiza la compañía para retener a sus empleados. 

4. Informar sobre un rango salarial podría dar ventaja a la competencia
Al dar a conocer un rango salarial, se lo podría estar entregando información muy valiosa a la competencia. Saber cuánto se está pagando a los empleados podría ayudarles en sus procesos de selección. Con solo ofrecer un poco más, un competidor podría llevarse a los mejores candidatos, especialmente si el rango que usted ofrece se acerca a los mínimos que ofrece el mercado.

5. No entregar un rango salarial podría suponer una pérdida de tiempo para todo el mundo
Un proceso de reclutamiento muy largo puede ser difícil de gestionar. Y, cuando no se da a conocer el rango salarial desde el inicio, podría suceder que al final del proceso los mejores candidatos no estuviesen interesados. Si esto sucede, la compañía habrá perdido un tiempo muy valioso revisando información, agendando y realizando entrevistas y aplicando otras técnicas de reclutamiento, para que finalmente los postulantes no estén de acuerdo con las condiciones.

La decisión de dar a conocer el rango salarial en un anuncio de empleo podría influir tanto positiva como negativamente en el número de candidatos que postule y en sus expectativas. También podría afectar a los empleados moralmente, a la carga de trabajo del equipo de reclutamiento y a la competitividad entre la compañía y otras organizaciones similares. Considerar responsablemente los pros y los contras ayudará a tomar la mejor decisión para el candidato y para la compañía. 

El contenido fue traducido del original 5 Things to consider about listing a salary range in a job ad.

Tags: Carrera

Share This Page