¿Se siente infeliz en su trabajo? Cinco cosas de las que se arrepiente en su carrera profesional y que le hubiera gustado saber antes

La encuesta de Robert Half, “Los secretos de las empresas y de los empleados más felices”, evalúa los niveles de felicidad de más de 23,000 profesionales de todo el mundo, determinando la mejor forma de aumentar la satisfacción del empleado. El informe revela que las personas felices tienden a ser más trabajadoras, más productivas, mejores líderes y a tener, de forma general, una mejor salud, debido a la reducción del estrés y la frustración.

Aunque el texto afirme que la mayoría de los empleados son felices en su trabajo, existen excepciones. Mirando en retrospectiva su carrera profesional hasta ahora, ¿qué haría usted para aumentar su felicidad? ¿Qué haría hoy con lo que aprendió?

Destacamos cinco cosas de las que se arrepiente el trabajador en la carrera profesional, que usted desearía haber sabido antes, porque nadie debe ser infeliz en su trabajo.

“Yo me sentía infeliz en mi trabajo porque no tenía autonomía”.

Sentir que tomamos nuestras propias decisiones es una parte fundamental del ser humano. Siendo así, la oportunidad de actuar de forma autónoma en el trabajo genera una sensación de independencia y libertad. Esa libertad permite que las personas trabajen con más productividad, con confianza y, lo que es aún más importante, que desarrollen nuevas ideas y procesos sin miedo a ser reprimidos.

Usted tendrá su propia forma de concluir las tareas y proyectos diarios y de desarrollar nuevas ideas. La posibilidad de experimentar y trabajar sin un control constante ayuda a asegurar la felicidad y fomentar la innovación, algo beneficioso tanto para los empleados como para los empleadores.

“No expresar mis preocupaciones con relación a cambios en mi cargo y en mi salario me hizo infeliz en el trabajo”.

La igualdad es extremadamente importante para los trabajadores. Tanto los empleadores como los empleados tienen que desempeñar un papel para garantizar que el diálogo acerca del cargo y del salario sea transparente durante todo el período del empleo. Hasta la menor desigualdad o disparidad percibida puede hacer a las personas infelices en su trabajo y generar rupturas en los equipos que solían ser sólidos.

Para los empleados, es importante tener conversaciones regulares sobre el cargo y el salario para expresar las preocupaciones cuando estas surjan. Comprender claramente lo que usted debe hacer para subir de un cargo de coordinador a uno de gerente o para pasar a la próxima etapa le permitirá dar pasos estratégicos y sensatos en la dirección correcta con relación a su carrera.

“Yo casi nunca recibía devoluciones, lo cual me hizo dudar acerca de mi contribución.”

Sentirse bien y estar bien en el trabajo no siempre viene de ser el mejor o de alcanzar grandes metas. Por el contrario, ofrecer una devolución constructiva y alentar a mejorar y a aprender puede generar una sensación de realización, autonomía y satisfacción.

La Dra. Christine Carter, autora de The sweet spot: how to find your groove at home and work (El punto de equilibrio: cómo encontrar motivación en casa y en el trabajo) dice que: “Lo más importante para los gerentes es expresar gratitud y ser bien específicos acerca de los esfuerzos individuales emprendidos por el empleado”. Carter agrega: “Porque es en esa situación en la cual las personas se sienten consideradas y reconocidas”. Aunque en la mayoría de los casos es responsabilidad de los gerentes expresar la gratitud por un trabajo exitoso, no tenga miedo, como empleado, de iniciar una conversación sobre la devolución y sobre su actual progreso en el trabajo. Recibir una devolución constructiva o un elogio alivia sentimientos de miedo e inseguridad y promueve la felicidad en el trabajo.

“La cultura empresarial simplemente no era adecuada para mí”.

En la mayoría de los escenarios de reclutamiento, conocimientos sólidos y experiencia son típicamente los atributos más importantes a ser considerados para un cargo. Pero es preciso que se considere de igual forma si usted se ajusta bien a la cultura de la empresa. Una adecuación realmente buena contempla tanto las habilidades como el temperamento, y desconocer eso puede generar insatisfacción con su cargo, e incluso con su carrera.

Asegurar que su personalidad, así como su experiencia, es adecuada para la cultura, significa que usted será capaz de adaptarse fácilmente, que será resistente y podrá enfrentar cualquier desafío que pueda presentarse. Los empleados que presentan una buena adecuación cultural no solo son felices y productivos, sino que, además, tienden a tener mayor estabilidad y a desarrollar una lealtad hacia el empleador y la empresa.

“Yo pensé que la felicidad en el trabajo era solo responsabilidad mía”.

El estudio de Robert Half descubrió que 19% de los empleados dicen que su felicidad en el trabajo es solo responsabilidad suya, y otro 6 % cree que este deber está enteramente en las manos de su jefe. La realidad es que la felicidad en el trabajo es una responsabilidad compartida, y que las personas, los factores y los diferentes contextos desempeñan un papel importante a la hora de garantizar la consideración de sí mismo y su satisfacción. Su gerente y sus colegas, por ejemplo, desempeñan papeles importantes en la percepción respecto a su trabajo, a su contribución para lograr los objetivos del departamento y a la camaradería del equipo de forma general. Entender que las influencias suelen ser diversas y que la responsabilidad es compartida, puede garantizar que las estrategias firmes se pongan en práctica para combatir la infelicidad en el trabajo; los sentimientos de aislamiento dentro de un equipo feliz son raros.

No existe una única forma de abordar el tema de ser feliz en el trabajo y, con certeza, este es un área que exige un esfuerzo constante, análisis y mejora por parte de los empleados y empleadores. Sin embargo, comprender el papel fundamental que desempeña la felicidad en el trabajo con relación al comportamiento, la productividad, la estabilidad y la reputación empresarial garantizará que esto continúe siendo un foco importante, para evitar así la infelicidad en el trabajo. Porque es hora de trabajar felices.

Share This Page