Saber o ser, esa es la cuestión

La época en la cual el proceso selectivo se hacía con base apenas en competencias técnicas y conocimientos sobre un tema específico, es cosa del pasado.  Es obvio que esas informaciones son importantes, sin embargo, muchas organizaciones, cuando llevan a cabo un proceso de selección, tienen en cuenta, también, las competencias comportamentales de los candidatos, sus emociones y su personalidad. Pero cuál será la relación que estás características tienen con ser o no un buen profesional? La respuesta es sencilla: la habilidad de lidiar con las emociones incide directamente en el comportamiento de las personas en el día a día de las organizaciones, incluso en el desempeño de sus actividades.  Adicionalmente, hoy en día, la característica comportamental es la que le permite a los profesionales sobresalir en comparación a los demás.

Sin embargo hay que tener cuidado: las competencias comportamentales permiten que las personas sobresalgan tanto para bien como para mal. Hoy un comportamiento indebido, más que una deficiencia de habilidades técnicas, es uno de los principales motivos de despido. Entre los hábitos que pueden perjudicar la reputación de un profesional en el trabajo se encuentran: no asumir los propios errores y siempre andar buscando un culpable; estar involucrado en chismes; ser negativo; quejarse más de la cuenta; no trabajar en equipo; contribuir con un ambiente estresante y ser antiético o deshonesto.

Lo mejor de ti

¿Durante una entrevista, cuáles son las características, relacionadas con el comportamiento, a las que se les da más atención?

Ética – Por más obvio que pueda parecer, es importante tener siempre cuidado con este tema.

Inteligencia emocional - Mostrar que usted es capaz de lidiar con todo tipo de situación sin salirse de sus cabales le dará al gerente la confianza para ofrecerle nuevos retos y apostar en usted para una promoción en el futuro. Saber lidiar con situaciones adversas y manejar la presión son temas de extrema importancia.

Disponibilidad – Demuestre que usted es una persona que está dispuesta a aprender sobre nuevas actividades y proyectos y dispuesta a participar en ellos.  Es importante que el gerente sepa que puede contar con usted en todos los momentos, especialmente en aquellos más desafiantes.

Liderazgo – Independientemente de su cargo, establezca buenas alianzas con sus colegas de trabajo y use un discurso optimista.  No desperdicie las oportunidades de demostrar sus capacidades de liderazgo, aún cuando no sea usted el jefe. Siguiendo con ese mismo raciocinio, desarrolle la capacidad de comunicarse de manera clara, objetiva y didáctica. Es también importante lograr enseñarle a sus otros colegas e inspirarlos.

Alta capacidad de entrega – Trate de entregar resultados más allá de lo esperado, no se restrinja a lo que el gestor le solicitó, la auto superación y su interés por la excelencia irán a permitirle destacarse entre los demás. Frases de cajón, como por ejemplo:  “no me pagan por eso” son frases pasadas de moda y no tienen sentido, principalmente en un mercado tan competitivo como el actual.

Habilidades técnicas – Manténgase actualizado, no solo en temas referentes a su área sino también a otras. Una excelente inversión de este tipo es realizar cursos de corta duración, participar en eventos o ferias y mejorar el dominio de otros idiomas. Actualmente, garantizar la calidad en los procesos operativos se convirtió en algo fundamental.

¿Cómo identificar las competencias que debe aún mejorar en su carrera?

Muchas veces, solo nos damos cuenta de que no contamos con un conocimiento determinado cuando se nos exige, en algún momento de la vida profesional, contar con dicho conocimiento.  Por esta razón, antes que nada, identifique cuáles son las competencias esenciales y exigidas en su área de actuación y compárelas con las que usted ya tiene. Plasmar en el papel esos puntos puede ayudarlo.  Recuerde que la retroalimentación recibida, tanto en entrevistas como aquella dada por antiguos gestores deben ser tenidas en cuenta. Observe también otras personas que fueron exitosas en su carrera, ellas pueden servirles como excelentes modelos.  En términos generales, el consejo es aspirar al autoconocimiento con el objetivo de siempre evolucionar y estar con la mente abierta  para saber cuales son los puntos que deben desarrollarse.

Share This Page