Reskilling y upskilling: ¿qué importancia tienen para el futuro del trabajo?

Por Robert Half on 14 de febrero 2022
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Las personas activas en el mercado de trabajo que deseen aumentar sus competencias y habilidades deben conocer los conceptos reskilling y upskilling que trabajan sobre las competencias existentes y las nuevas habilidades, en un camino de aprendizaje permanente.

Según una encuesta realizada por Robert Half a 664 reclutadores, en colaboración con la Fundación Dom Cabral de São Paulo, Brasil, sobre las prácticas de upskilling y reskilling, el 42% de las vacantes no se cubren porque los reclutadores no encuentran a las personas adecuadas para cubrirlas.

Este escenario se ve intensificado por los grandes cambios ocurridos en los últimos años, como la transformación digital, la globalización, la automatización de los procesos y la industrialización, que influyen directamente en los mercados y las empresas. Por tanto, estar preparado para los retos del mercado es fundamental.

¿Quieres saber más sobre reskilling y upskilling y su importancia para el mercado laboral? ¡Sigue leyendo este artículo!

¿Qué es reskilling y upskilling?

El upskilling se refiere a la mejora de las funciones que un individuo ya realiza. Por lo tanto, se trata de mejorar tus destrezas y habilidades en un área en la que ya tienes cierto dominio. Por tanto, si desarrollas tus cualificaciones, puedes convertirte en un profesional muy solicitado en el mercado. Al fin y al cabo, estarás mejor preparado para generar resultados.

Lee también: ¿Cuáles son las tendencias para las finanzas y la contabilidad?

El reskilling, por su parte, está orientado al aprendizaje de nuevas competencias y habilidades, y su objetivo es formar al profesional para que esté preparado para nuevos retos profesionales, es decir, para trabajar en un área diferente a la que trabaja actualmente.

Tanto el perfeccionamiento como la recualificación pueden utilizarse para desarrollar las competencias y habilidades profesionales. Sin embargo, tienen objetivos diferentes.

Para que puedas visualizar mejor lo que decimos, hemos preparado los siguientes ejemplos. ¡Mantente al día!

Upskilling

Supongamos que trabajas durante muchos años en el sector financiero de una empresa, y con la transformación digital y la implantación de nuevas tecnologías en la empresa, necesitas formarte para utilizar las nuevas herramientas tecnológicas en tu día a día. En este caso, mejorarás las habilidades que ya tienes.

Reskilling

Ahora, imagina que eres un profesional que trabaja en el área financiera y que desea migrar al sector de Recursos Humanos de la empresa. En este caso, tienes que desarrollar nuevas habilidades. Tienes que reciclarte para poder trabajar en un nuevo departamento, diferente al que estabas acostumbrado.

En este escenario, te resultará más fácil entender que reskilling y upskilling forman parte del concepto de "lifelong learning" (aprendizaje permanente), tal y como lo conceptualizan los estadounidenses.

¿Cuál es la importancia del reskilling y upskilling para el futuro del trabajo?

Hasta aquí se puede entender que el profesional que quiera destacar en el mercado laboral debe conocer estos conceptos, ya que el aprendizaje continuo es un elemento diferencial para seguir siendo competitivo en el mercado laboral. Además, con el panorama empresarial en constante cambio, es esencial buscar la mejora constante.

A continuación, la importancia de reskilling y upskilling para el futuro del trabajo

Aumento de la productividad

Upskilling y reskilling son capaces de promover la motivación en el trabajo. Esto se debe a que los profesionales que buscan la mejora continua están mejor preparados para colaborar y afrontar los retos diarios de las empresas.

En este escenario, al dominar las rutinas y los retos diarios, los profesionales se sienten más seguros y, con ello, son capaces de aumentar la productividad y alcanzar objetivos y resultados relevantes para la organización.

Reducir la rotación en las empresas

Cuando las personas sienten que sus iniciativas de desarrollo son valoradas por la empresa, tienden a ser más fieles a la organización y, por tanto, permanecen más tiempo.

En este escenario, upskilling y reskilling son factores que ayudan a reducir la rotación en las empresas, lo que es estupendo para la organización y también para el trabajador, que puede disfrutar de su plan de carrera con mayor rendimiento.

Adaptación a las nuevas tecnologías y demandas del mercado

Ya hemos comentado que la transformación digital es una realidad que forma parte del mercado laboral actual. Y estar preparado para dominar las herramientas tecnológicas es fundamental para que el profesional pueda seguir desarrollando su actividad de la mejor manera.

Al invertir tiempo y recursos en upskilling y reskilling, el profesional está mejor preparado para aportar soluciones diarias a la empresa, proponiendo acciones de forma más rápida, lo que es fundamental para el desarrollo de cualquier negocio.

Por lo tanto, las empresas que invierten en el desarrollo continuo de sus trabajadores también suelen ganar, ya que tendrán en su plantilla profesionales más cualificados y preparados para marcar la diferencia en la búsqueda de mejores resultados.

¿Cómo se enfrentan las empresas al cambio de competencias?

Según una encuesta de Robert Half, la pandemia despertó la necesidad de invertir en actualización y recualificación. Esto se ha convertido en una realidad para las empresas contratistas y en un elemento diferenciador utilizado para mantener a los empleados en la organización durante más tiempo.

Según el estudio, el 66% de los reclutadores que trabaja en las organizaciones y que participó en la encuesta afirma que la contratación de profesionales cualificados es actualmente difícil o muy difícil. De ellos, el 42% considera que los puestos vacantes no se cubren porque los candidatos no se adaptan a las funciones disponibles.

Entre los principales motivos de dificultad, los reclutadores señalan:

  • la falta de habilidades técnicas primordiales para el puesto (49,85%);
  • la mayoría de los profesionales competentes están empleados (45,63%);
  • el paquete de remuneración ofrecido por la organización no es competitivo (39,01%) y;
  • los candidatos carecen de habilidades de comportamiento para el trabajo (38,4%).

En este escenario, estar atento a las oportunidades de aprendizaje continuo es fundamental para conseguir resultados cada vez más relevantes para tu carrera, convirtiéndote en un talento disputado por el mercado laboral.

Como hemos visto a lo largo de esta lectura, buscar el desarrollo del reskilling y upskilling es esencial para seguir siendo competitivos en un mercado laboral cada vez más dinámico e insertado en el contexto de las transformaciones sociales y tecnológicas. Por tanto, invertir en el aprendizaje continuo es una acción cada vez más necesaria para todos los profesionales que quieran destacar.

Si te ha gustado este artículo sobre reskilling y upskilling, deja tu comentario contándonos tus experiencias relacionadas con el tema.

Descubre cómo los reclutadores de Robert Half pueden ayudarte a crear un equipo de empleados con talento o a avanzar en tu carrera. Operando desde más de 300 ubicaciones en todo el mundo, incluyendo nuestras oficinas en Santiago. Robert Half puede proporcionarte asistencia donde y cuando la necesites.

More From the Blog...