Los primeros 90 días son claves para determinar el éxito o el fracaso en un nuevo empleo

14 de mayo 2015

- La reputación de un líder no solo depende de lo que haga bien, sino de cómo actúe o se comporte ante situaciones complejas, de conflicto o bajo presión.
- Visión estratégica y de negocios, habilidades de liderazgo y comunicación y capacidad de decisión son algunos de los aspectos más valorados en un puesto gerencial. 

Santiago, mayo de 2015.– Aquellos tiempos en los que las personas dedicaban toda su vida a una misma compañía quedaron atrás. En la actualidad, se estima que un trabajador medio tendrá alrededor de doce puestos de empleo distintos a lo largo de su carrera profesional. Si nos centramos en la Generación Y -los nacidos entre los años 1980 y 2000-, esta cifra se eleva a entre 15 y 20 empleos diferentes.

Ante esta situación, es más importante que nunca saber qué es lo que se espera de un profesional en sus primeros 90 días de trabajo en la empresa. Se trata de un período de prueba, en el que la compañía lo evalúa, y viceversa.

“En muchas ocasiones, la primera impresión puede llegar a condicionar toda una relación o vínculo profesional, por ello, independientemente de si usted desea dedicar toda su carrera profesional a una misma compañía o a varias, empezar con buen pie cada nuevo proyecto puede ser la clave del éxito”, asegura Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile.

La especialista en reclutamiento cita a Mary Barra, CEO de General Motors, quien decidió escribir sobre esta cuestión y ofrece algunos consejos para enfrentar con éxitos los primeros 90 días en una nueva empresa. Además, Karina Pérez suma algunas recomendaciones que son resultado de su propia experiencia al frente de Robert Half en Chile.

El cliente es lo primero
Tanto si trabaja en un área de ingeniería como de contabilidad o ventas, si acaba de salir de la universidad u ocupa un cargo de vicepresidente ejecutivo, es importante que recuerde que el cliente es lo más importante y es el que debe guiar todas las decisiones que tome y las acciones que lleve a cabo. “Una de las habilidades más demandadas por nuestros clientes cuando están en pleno proceso de búsqueda para cubrir un puesto gerencial es que la persona cuente con visión estratégica y de negocios. Sin duda, esta habilidad se convertirá en un aspecto diferencial y permitirá que el trabajador sea capaz de orientar a su equipo y guiarlo para cumplir los objetivos, de acuerdo a las necesidades de los clientes”, indica Karina Pérez.

Escuche a su equipo
Su desempeño y su capacidad de interacción con su equipo durante los primeros 90 días son claves para ganarse el respeto y la confianza de las personas que trabajan con usted. A su equipo no le interesará cuánto sepa hasta que no les demuestre que se interesa por ellos. Muéstrese abierto y receptivo, busque soluciones y escuche antes de hablar. Cuando los miembros de su equipo sientan que les valora y tiene en consideración sus opiniones, entonces se abrirán a usted y le darán la oportunidad de liderar y guiar las ideas para conseguir mejores resultados. De hecho -asegura Karina Pérez-, “una de las cosas más valoradas en un puesto gerencial es la capacidad de comunicación y la habilidad de liderazgo, para que las personas de tu equipo trabajen contigo y no para ti. Esa dinámica, sin duda, favorecerá unos mejores resultados”.

Refuerce a su equipo
Una de sus responsabilidades como líder es asegurarse de que tiene a la gente adecuada en su equipo. Exija el compromiso total por parte de todos. Si usted no cuenta con las personas adecuadas, será más difícil que alcance los objetivos de negocio. “En ocasiones, se da que una de las personas del equipo está afectando o influenciando de forma negativa al resto, y ello puede tener consecuencias mayores. Si detecta que alguna persona de su equipo está entorpeciendo el buen desempeño del resto, es necesario tomar una decisión”, indica Karina Pérez.

Asuma responsabilidades
Si al llegar a un nuevo puesto de trabajo hereda una situación compleja o un  problema, no lo rehúya. No se esconda, no utilice como excusa su recién asumido rol. Asuma el problema, desarrolle un plan para hacerle frente y aborde la situación sin complejos. “Cabe destacar que la reputación de un líder ante su equipo no solo depende de lo que haga bien, sino también de cómo actúe o se comporte ante situaciones complejas, de conflicto o bajo presión”, asegura Karina Pérez. “Así, la determinación y la capacidad de decisión serán otros de los aspectos claves en un puesto de gerencia”, añade.

Adáptese y aprenda
Como último aspecto a tener en cuenta, ha de saber que su éxito se medirá no solo por lo buena que sea su estrategia, sino también por su capacidad de adaptarse y de enfrentar los nuevos desafíos que se le vayan presentando. La adaptación se resume finalmente en una sola palabra: liderazgo. Y parte importante del liderazgo es estar dispuesto a mirar hacia el horizonte y anticipar los cambios que están por venir. “En resumen, la visión estratégica que se le exige a un líder y que mencionamos anteriormente”, finaliza Karina Pérez.

Sobre Robert Half
Robert Half es la empresa de reclutamiento especializado líder en el mundo. Fundada en 1948, la compañía, que opera en Chile, está enfocada a la selección de profesionales -mandos medios y alta dirección- en las aéreas de servicios financieros, finanzas, contabilidad e ingeniería, principalmente.

La compañía cuenta con un total de 330 oficinas distribuidas en Norteamérica, Europa, Asia, Sudamérica y Oceanía.           

Robert Half fue escogida por la revista Fortune como la Compañía Más Admirada del Mundo en la categoría de prestación de servicios. Se trata de uno de los rankings más importantes a nivel internacional que lleva 17 años reconociendo el trabajo de diferentes empresas en diversos sectores.

Para mayor información contactar a:
Javiera Góngora: [email protected]
​Teléfono: (56 2) 24377773
Extend 

Share This Page