Una mirada optimista de la realidad laboral

Por Karina Pérez

Tal como lo hemos comentado en ocasiones anteriores, los años precedentes han sido conservadores en materia de contrataciones, tendencia arrastrada por un ciclo teñido por la inestabilidad económica. Sin embargo, el conocimiento forjado y el análisis del mercado nos dan algunas luces de cómo este irá despegando, paso a paso, con menores tasas de desempleo y nuevas fórmulas de contratación.

Descarga la Guía Salarial

Una mirada optimista de la realidad laboral que vemos diariamente, donde las distintas industrias en las que somos especialistas están invirtiendo cada vez más en capital humano, tanto de reemplazo (temporal) como permanente. Incluso, sectores que hace un tiempo veníamos observando muy estancados, como la minería, hoy también están empezando a levantar la mirada en busca de nuevos candidatos.

En ese sentido, hay cargos que, de acuerdo con la Guía Salarial 2018, están teniendo bastante movilidad, como los de los ámbitos de Finanzas y Contabilidad, Marketing y Ventas, Ingeniería y, por supuesto, Tecnologías. Esta última es una industria que evoluciona a pasos agigantados de modo transversal, en la que se están requiriendo habilidades y talentos muy específicos, cada vez más demandados, bien remunerados y con poca oferta profesional.

Esa escasez de destrezas competitivas se ve en varios sectores y subsectores y, de seguro, será un flanco que puede convertirse en la piedra de tope para unos, pero en un trampolín para otros, aquellos más preparados, con idiomas, maestrías y habilidades técnicas y blandas. Como la mayoría de los gerentes ya sabe, la competencia por los mejores profesionales es constante y, para atraer a los más destacados, las empresas deben crear estrategias de reclutamiento continuamente.

¿Podríamos decir que el péndulo comienza a moverse al alza? La verdad es que es imposible preverlo con exactitud con la entrada a escena de nuevos actores políticos y legislativos en nuestro país, por lo que hoy se hace más relevante que nunca recurrir a procesos especializados de reclutamiento, de manera que cada contratación y adquisición sea eficiente y certera, entendiendo el negocio y las necesidades de cada organización, con una mirada de mediano y largo plazo.

* Karina Pérez es Directora Asociada de Robert Half Chile

Share This Page