Un buen match entre candidato y empresa contribuye a la felicidad laboral

Por Karina Perez

Hoy sabemos que en un proceso de búsqueda de empleo no solo las empresas tienen exigencias, los postulantes también buscan empresas que les entreguen ciertos beneficios, que les permitan ser felices. Parte de las demandas de los candidatos son: posibilidad de hacer carrera, espacios para capacitación, compatibilizar la vida personal con la laboral, y el aporte de la empresa a la comunidad a través de lo que hace, su trasfondo.

En Robert Half sabemos, que el cruce entre empresas y candidatos se hace cada vez más difícil, así que las empresas y áreas de reclutamiento en general, han tenido que especializarse y conocer en profundidad tanto a la empresa como al candidato.

Los trabajadores felices son mejores empleados. O, dicho de otra manera, los empleados felices son buenos para su empresa.

Esto es independientemente de su área, industria o ubicación. Un creciente número de investigaciones indica que las empresas exitosas a lo largo del mundo tienen empleados felices, que están más comprometidos, son más leales, más creativos y más productivos que sus pares menos satisfechos.

En Robert Half entendimos esto hace tiempo. Y se ha transformado en nuestra misión ayudar a los profesionales a encontrar trabajos donde puedan prosperar, y a las empresas para desarrollar equipos más felices y productivos. Hemos trabajado en combinaciones diseñadas para estimular la satisfacción en el trabajo y la productividad durante muchos años, y hemos encontrado constantemente que el compromiso de los empleados y el éxito de la organización están directamente relacionados.

Por eso que en cada proceso en el que trabajamos, nos preocupamos de conocer todas y cada una de las necesidades del cliente, lo que se espera de un candidato y las habilidades que este debe tener para realizar su trabajo. En paralelo nos preocupamos de presentarle un paquete de beneficios interesante a los candidatos, para que conozcan todas las ventajas con los que cuenta la empresa en la que podrían trabajar.

En el mundo actual, la felicidad en el lugar de trabajo no se puede ver como algo abstracto o como un beneficio más para los trabajadores. Por el contrario, es importante hacer de la felicidad de los empleados una de las prioridades de la organización. Buscar las oportunidades e iniciativas que ayuden a la felicidad es de suma importancia y esto no quiere decir que los empleados estén pensando solo en lo monetario. Las personas buscan más que solo un sueldo.

Sabemos que la felicidad en el trabajo realmente afecta el resultado y la participación de los empleados y los niveles de satisfacción deben ser un punto principal para que las empresas se mantengan competitivas en la actualidad.

*Karina Perez é directora de Robert Half en Chile

 

Share This Page