Tendencias laborales 2020

Por Robert Half 29 de enero 2020

El mercado laboral evoluciona constantemente y su dinamismo presentará nuevas tendencias para el año que comienza. Esta situación abre una serie de incógnitas sobre qué aspectos y características serán mejor evaluadas y consideradas a la hora de hablar del trabajo.

Ante esta realidad, Linkedin presentó un análisis denominado #BigIdeas2020. Basándose en opiniones de un grupo de colaboradores profesionales de diferentes sectores que son conocidos por iniciar conversaciones relevantes en esta red social se llegó a las siguientes conclusiones:

Un nuevo paradigma del trabajo

Entre las Top Voices 2018 y 2019 de América Latina, como las denominó Linkedin, se encuentra la Directora de Robert Half Chile, Karina Pérez. Según ella, “si miramos al interior de nuestras organizaciones, es probable que aquellos más experimentados pertenezcan a la llamada generación ‘baby boomer’”.

La ejecutiva sostiene que para esas personas, la idea central es desarrollar su carrera en una misma organización y evitar la rotación. “El modelo a seguir era ‘hacer carrera’ en una compañía hasta jubilarse, pero esa valorada estabilidad hoy está en retirada”, aseguró.

“Debemos asumir que nuestro próximo trabajo durará de tres a cinco años”, pronostica la especialista. La estabilidad dejó de ser algo deseado y la búsqueda de nuevas oportunidades laborales será una constante en nuestra vida profesional. “No es casual que las nuevas generaciones no tengan un gran apego a la organización donde laboran. Al ser nativos digitales, son capaces de comprender mejor la nueva economía, sus oportunidades y desafíos. Como estaremos abiertos a explorar y probar el mercado laboral, el tiempo que le dediquemos a una organización debe aportar valor para nuestra empleabilidad”, afirma la ejecutiva.

El tiempo vale oro

Aunque el concepto es un viejo conocido, también reclama protagonismo con las nuevas generaciones que tienen expectativas diferentes en su relación con el trabajo en una oficina.

La flexibilidad laboral ha motivado experimentos en lugares como Japón y Reino Unido, para medir los resultados que tendría una semana laboral de cuatro días. Además de responder a la demanda de los trabajadores, la menor cantidad de horas no afectó los resultados de éstos, lo que también demuestra una ganancia para los empleadores, ya que implica menores costos laborales.

Trabajar menos días promueve la búsqueda de formas de trabajo más eficientes, por un lado, y un sentimiento de valoración personal, por otro. Eso se refleja por ejemplo en la situación de las mujeres, que se ven beneficiadas con jornadas laborales flexibles. Eso porque históricamente las mujeres con estudios superiores tuvieron que aceptar recortes salariales y dificultades para lograr ascensos o dejar sus trabajos, algo que cambia concretamente al tener la opción de seguir laboralmente activas.

Mayor apertura sobre la salud mental en el trabajo

Nadie quiere hablar sobre el tema, pero la salud mental es una realidad que afecta duramente al ámbito laboral. Sólo la depresión y la ansiedad generan pérdidas a la productividad de la economía mundial por mil millones de dólares al año, según la Organización Mundial de la Salud.

Trabajadores y empresas se sienten inhibidos de hablar sobre el asunto porque existen cuestiones de privacidad, responsabilidad legal y discriminación. Expertos recomiendan que el trabajador afectado sea quien presente el tema, habiendo considerado la cultura de la empresa donde trabaja y llevando algún plan para encarar la situación, pensando en soluciones. Por el lado de la empresa, es clave mostrar liderazgo generando una cultura que apoye y proponga un plan de adaptación y beneficios para quienes sufren algún problema de salud mental, similar a la cobertura que existe cuando se trata de salud física.

Aprender debe ser una tarea constante

En inglés, el término se conoce como learnability, que sería la capacidad de aprender nuevas habilidades de manera permanente, para mantener la empleabilidad y competitividad en el tiempo.

Es un hecho que en los próximos años muchas profesiones que hoy conocemos dejarán de existir y surgirán otras nuevas que hoy aún no existen. Por lo tanto, la tendencia apunta a que aquellos profesionales con learnability serán quienes podrán decidir sobre cómo y dónde quieren trabajar. Los que no tomen ese camino estarán en mayor riesgo de ser dejados atrás.

El aprendizaje entonces será esencial, así como encontrar el equilibrio adecuado entre tecnología y talento.

Disponibilidad estratégica

Si los líderes y las empresas desean atraen talentos jóvenes y conservarlos, deberán repensar la cultura del “siempre disponibles”. Las nuevas generaciones valoran mucho lo que ofrece una empresa para tomar decisiones, mientras los ejecutivos que hoy ocupan puestos de jerarquía vienen en gran medida de una cultura obsesionada con la productividad, el crecimiento y la competitividad.

Esta diferencia valórica se traduce en una mayor selectividad a hora de comprender la disponibilidad laboral. Hay una valoración mayor a otros aspectos más personales de la vida por sobre el trabajo. Y en el trabajo propiamente tal, el compromiso se entiende bajo un prisma que considera muchos aspectos que trascienden lo monetario, como la flexibilidad laboral y otros beneficios.

Guía Salarial

En la Guía Salarial de Robert Half encontrarás la más completa encuesta salarial y un estudio sobre tendencias de contratación en el mercado.

More From the Blog...