Equipo flexible: Solución clave para períodos inestables

Por Robert Half on 5 de agosto 2020

El panorama económico que vive Chile a raíz de la pandemia del coronavirus se puede resumir en un concepto, inestabilidad. Mientras los pronósticos son inciertos y los números muestran una fuerte desaceleración económica y un aumento de la cesantía, las empresas buscan maneras para sobrevivir a esta “tormenta perfecta”.

Y uno de los aspectos que más trastornos genera es el manejo de las necesidades de personal de las empresas. Durante la pandemia, muchas empresas han tenido que aprender a entregar sus productos y servicios de una manera diferente o reenfocarse en las áreas de la empresa que son más rentables en este nuevo entorno. Por lo tanto, los gerentes deben realinear los recursos disponibles y la reasignación del personal a nuevas funciones para ajustarse a las nuevas prioridades es un tema recurrente. Pero, ¿cómo gestionar el tema de manera eficiente?

¿Cómo manejar al equipo?

Las exigencias sanitarias y los vaivenes económicos han obligado a las empresas a adaptar su funcionamiento. Eso a su vez ha generado cambios en la administración del personal, abriendo muchas opciones para implementar estrategias de personal flexible, contando con personal de planta y temporal, según lo que las circunstancias exijan.

Sin embargo, estos ajustes pueden ser una amenaza si no se manejan correctamente porque pueden generar un ciclo de contrataciones, despidos y nuevas contrataciones, lo que puede ser negativo para la confianza y motivación del equipo. Una mejor solución es recurrir a personal temporal, que cuente con la experiencia adecuada para apoyar al equipo de planta solamente cuando sea necesario.

Eso genera mayor seguridad con relación a la estabilidad laboral para quienes son parte del staff permanente en este tiempo de crisis. Y a quienes se suman, una oportunidad de aportar, destacar y optar a integrar el equipo apenas mejore el panorama de la empresa.

Una solución a la medida para períodos inestables

Apostar por una estrategia para crear un equipo flexible puede ser la mejor apuesta para una empresa en momentos de crisis por varios motivos.

Primero porque puedes obtener especialistas rápidamente. Si una nueva iniciativa requiere un conocimiento especializado que actualmente no tienes a nivel interno, el mercado ofrece profesionales de alta calidad para consultorías o proyectos disponibles de inmediato. Eso también ayuda a evitar malas contrataciones que acarrean graves consecuencias financieras si se contrata a alguien que no funciona.

En materia de desempeño administrativo, hay un ahorro de dinero considerable al convertir algunos de sus costos fijos relacionados con el personal en gastos variables, pagando solo por el talento que necesitas cuando realmente se necesita. Además, reduce los altos costos asociados con la contratación y la capacitación de personal nuevo mientras controlas los gastos de horas extra. Asociado a ese concepto, una estrategia de personal flexible brinda mayor control sobre el personal. Eso se traduce en una ventaja sobre los competidores cuya estructura laboral rígida los hace más vulnerables a los altibajos económicos.

Y con relación al personal estable de la empresa, una estrategia de equipo flexible facilita la retención de talentos. Primero porque cuando la carga laboral se pone pesada, el equipo no se verá sometido a trabajar bajo mayor presión, sino que tendrá un apoyo de calidad para rendir al máximo. Y segundo, porque aprovechar el talento de quienes se suman de manera temporal puede permitir al personal principal perseguir desafíos más complejos o tener tiempo para recargarse mientras ellos se encargan de las labores más mecánicas y rutinarias del día a día.

Aprovecha los “beneficios” de la crisis

El viejo refrán que asegura que toda crisis genera grandes oportunidades cobra fuerza por estos días. A medida que implementas una combinación dinámica entre tus trabajadores de planta y profesionales temporales altamente calificados, tu estrategia puede derivar a la necesidad de incorporar nuevos profesionales a tiempo completo. Esto puede sonar contradictorio en un momento en que tantas empresas están reduciendo personal. Sin embargo, a medida que vuelves a alinear los recursos para enfocarte en nuevas prioridades, es posible que necesites un tipo diferente de talento en algunos casos.

Y durante esta crisis, esas grandes oportunidades se reflejan en una mayor disponibilidad de profesionales sobresalientes que están buscando un nuevo reto a raíz del alto desempleo. Muchas personas no han perdido sus trabajos por un mal rendimiento, sino por los coletazos de la crisis.

No descuides el proceso de selección

La abundancia de profesionales con altas calificaciones no facilita la contratación. Un anuncio de trabajo atractivo probablemente provocará una avalancha de currículums y tendrás el desafío de clasificar sus currículums y manejar los otros pasos del proceso de contratación sin equivocaciones.

Como no hay tiempo para errores o demoras, contar con una empresa de personal especializado como Robert Half puede ayudarte a analizar tus necesidades desde una perspectiva más amplia, evaluando la situación de tu empresa y definiendo qué combinación de trabajadores necesitas, para luego concentrarse en los candidatos más prometedores, reduciendo los tiempos del proceso de semanas a días, o, en algunos casos, horas.

El recurso de una estrategia de personal flexible puede ser sumamente exitoso en un período complicado como la crisis que vive y vivirá el país y el mundo en los próximos meses. Sin importar el tipo de industria, es posible aumentar o disminuir el personal de manera rentable para enfrentar los desafíos de un panorama empresarial que cambia rápidamente y que requiere de un alto nivel de gestión.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

Hide Breadcrumb
Off
Hide Title
Off

More From the Blog...