¿Cuándo comenzar a discutir el salario en una entrevista?

Por Robert Half 18 de septiembre 2019

No importa cuán prometedora sea la oportunidad, no se puede negar que el salario es un factor importante al aceptar una oferta de trabajo. Para muchos de nosotros, ser compensado de manera justa por nuestras habilidades y experiencia impacta sobre la satisfacción laboral.

Según una investigación de Robert Half, más de un tercio de los trabajadores australianos sienten que actualmente no se les paga un salario justo, por razones que van desde: *

Mi salario no es proporcional a mi carga de trabajo / responsabilidades (45%)

Mi salario es más bajo que el promedio de la industria para funciones similares (35%)

Mis compañeros que tienen funciones similares reciben un salario más alto (10%)

Mi salario no ha aumentado en los últimos dos años (10%)

Por lo tanto, es importante abordar la conversación salarial con tu posible empleador en la etapa correcta y con la preparación adecuada para la entrevista de trabajo. De lo contrario, eso podría comprometer tus posibilidades de asegurar el puesto.

Presentamos tres factores a considerar antes de comenzar a discutir el tema salarial durante el proceso de entrevista.

1. Evita hablar de salario durante la fase de cortejo

La primera entrevista es una oportunidad para que tu posible empleador te conozca e identifique tus atributos y fortalezas. Antes de comenzar un diálogo sobre tus expectativas salariales, debes mostrar idoneidad para el puesto y asegurarte de que el trabajo sea el adecuado para ti.

Esperar hasta la segunda o tercera entrevista es mucho más aconsejable para hablar sobre el salario. Una vez que estés seguro de que la empresa tiene interés, puedes poner tus cartas sobre la mesa.

2. No insinúes que el dinero es tu única motivación

Aunque las oportunidades de obtener un salario más alto puedan ser un catalizador para tu decisión de cambiar de trabajo, sugerir que es tu mayor motivación es un grave error.

Discutir el salario durante la entrevista inicial, o hacer referencia a eso en tu carta de presentación o currículum, puede enviar el mensaje de que valoras más el dinero que una oportunidad o la experiencia.

3. Asegúrate de dejar margen para la negociación

Cuando decidas hablar de salarios, no menciones una cifra específica - en su lugar, ofrece un margen de salario de tu preferencia. Mostrar que eres flexible es el primer paso hacia una negociación que sea viable para tu empleador y que refleje tus ambiciones.

Obtén información consultando compañeros de tu industria y revisando una Guía de Salarios para evaluar el valor de mercado. Si investigas, estarás en mejor pie para negociar. Antes de hablar de dinero, recuerda ponerte en el lugar de tu potencial empleador. Si esperas hasta demostrar tu valor como un prospecto serio, es probable que obtengas un mejor resultado.

Si crees que se planteará el tema del salario, aquí hay algunos consejos importantes para recordar cuando quieras comenzar a discutir el tema salarial en una entrevista:

Define bien tus cifras

Trabaja un poco e investiga las últimas tendencias salariales para tu ciudad, industria y cargo, revisando encuestas y publicaciones como la Guía Salarial de Robert Half y hablando con compañeros y reclutadores.

Presenta un caso sólido al hablar de salario

Debes tener la capacidad de hablar específicamente sobre tus habilidades, experiencia y éxitos anteriores, especialmente los que tengan un efecto medible en el resultado final.

Esto definitivamente te beneficiará cuando llegue el momento de la negociación salarial. No temas mostrar tu entusiasmo por el puesto - tu pasión puede ser contagiosa.

No te adelantes

Espera a que el gerente de contratación mencione la discusión sobre el salario y asegúrate de comprender completamente los requisitos del puesto antes de responder preguntas sobre el salario de tu preferencia.

Pregunte a los posibles empleadores sobre cuál creen ellos que sería un rango de salario adecuado para el puesto, para que puedas evitar dar una cifra que sea demasiado alta o baja cuando hablen sobre eso.

No “blufees”

Nunca es bueno engañar a un posible empleador sobre tu salario actual u otras ofertas de trabajo mejor remuneradas en un esfuerzo por obtener más dinero. En cambio, enfatiza el valor que le puedes aportar a la organización cuando hablen sobre el salario y sé honesto sobre la remuneración que deseas.

Cuando se trata de recibir una oferta de trabajo y negociar el salario, considera lo siguiente:

Siempre trata de negociar - Si te ofrecen un salario que no cumple con tus expectativas, está bien pedir algo más. Los empleadores pueden comenzar en el extremo inferior de su rango salarial, dejando espacio para moverse.

Piensa más allá del dinero - Asegúrese de considerar todos los aspectos cuando evalúes una oferta de trabajo. El trabajo que amas podría ofrecer un paquete generoso de beneficios u oportunidades para aprender y crecer con la compañía, lo que puede compensar un salario inicial más bajo.

Obtenlo por escrito - Antes de aceptar una oferta de trabajo, asegúrate de recibir una oferta por escrito que indique el salario. Nunca es una buena idea aceptar formalmente una oferta de trabajo sin verla por escrito.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...