Cómo responder la pregunta: "¿cuáles son sus expectativas salariales?"

Por Robert Half 16 de septiembre 2019

Es la pregunta más temida en cualquier entrevista de trabajo: ¿cuáles son tus expectativas salariales?

Desafortunadamente, antes de aceptar una oferta de trabajo, es una pregunta que no se puede evitar, especialmente cuando responderla es un requisito de los sistemas de solicitud en línea.

Pero recuerda que la pregunta sobre el salario esperado es una para la cual te puedes preparar. Y al hacerlo, parecerás flexible y conocedor. Sigue estos cinco consejos la próxima vez que te pregunten "¿cuáles son tus expectativas salariales?"

1. Investiga

Para responder a esta pregunta crucial, necesitas saber el valor de tus habilidades en el mercado actual. Así que revisa el mercado laboral para ver cómo se comporta, qué tan saturado está y dónde hay demanda.

Si tu área de interés está inundada de profesionales similares, es posible que tengas que bajar tus expectativas salariales. Tu evaluación también debe considerar dónde se encuentra una empresa, cuántos empleados tiene y si es de propiedad privada o pública.

El objetivo final de toda esta preparación, por supuesto, es encontrar un trabajo que disfrutes y que también pague un salario competitivo. Lo último que deseas hacer es pasar varias horas preparándote para causar una buena primera impresión, solo para ser tomado por sorpresa por una pregunta relacionada con el salario cuando no la esperas.

2. Ten confianza

Si la pregunta "¿cuáles son tus expectativas salariales?" aparece en una entrevista cara a cara, no seas evasivo. Siempre es mejor posponer una discusión salarial hasta que te sientas cómodo en la entrevista, después de haber tenido la oportunidad de explicar lo que puedes aportar y aprender un poco más sobre lo que se espera del trabajo para el que estás siendo entrevistado.

Pero si el entrevistador insiste, comparte el rango de salario con el que te sientes cómodo, según lo que averiguaste previamente.

3. Ten una visión más amplia

Cuando trabajas para una empresa, no solo recibes un salario. También recibirás un paquete de beneficios completo que incluye días de vacaciones, entre otros. Si el salario es más bajo de lo que esperabas, puedes solicitar más beneficios, desde vacaciones hasta acuerdos de trabajo flexible que te permitan trabajar ocasionalmente desde tu hogar.

Una vez que haya aprendido sobre las posibilidades – y si la empresa es la opción cultural adecuada para ti – puedes decidir si estos extras compensan el tener un salario más bajo.

4. Asegúrate de estar de acuerdo con piso de tu rango salarial

Tanto si la pregunta sobre el salario esperado surge en una entrevista personal o en una solicitud en línea, frecuentemente se pide que proporciones un rango. Antes de contestar, considera si estarás conforme – o si serás capaz de vivir – con el piso de tus pretensiones.

Hay muchas posibilidades de que el gerente de contratación te lleve a tu número más bajo. No tomes una decisión de la cual después puedas arrepentirte.

5. Aprende a decir no

Si tu respuesta a "¿cuáles son tus expectativas salariales?" hace que los ojos de tu entrevistador se agranden, quizás no sea el trabajo adecuado para ti. A partir de tu investigación, las tendencias del mercado, la demanda de tus habilidades y la experiencia que aportas, deberías saber lo que deben pagarte.

Cuando una empresa no está dispuesta o no puede compensarte de manera adecuada, es probable que no sea una donde te sentirás feliz a largo plazo. 

"¿Cuáles son sus expectativas salariales?" puede ser una pregunta difícil

Si subes demasiado, puede quedar afuera. Si el entrevistador continúa presionando, no te asustes. Aquí es donde tu investigación se vuelve útil. Cita un rango para no encerrarte en cifra concreta.

Quieres dejar cierta flexibilidad para negociar si la oferta del empleador está por debajo de tus expectativas. Si bajas demasiado, puedes terminar con una oferta poco atractiva.

Sentirte bien con tu salario es esencial tanto para que te sientas satisfecho con tu carrera como para comenzar cada día con el deseo de hacer el mejor trabajo posible. Y una vez que la emoción inicial del nuevo trabajo desaparezca, será difícil lograr una cosa sin la otra.

Al prepararse para esta pregunta con anticipación, es posible que consigas el trabajo de tus sueños con un salario equivalente.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...