Negociaciones salariales: 3 errores que podrían costarte caro

Cuando estás involucrado en una negociación salarial, ya sea como candidato a un puesto de trabajo o porque deseas solicitar un aumento salarial en la reunión de desempeño anual, contar con información fiable y de valor en relación a las remuneraciones es un “must”.

Llegar a un acuerdo sobre el salario que acabarás recibiendo podría implicar algunos momentos tensos, pero no tendrías por qué sentirte incómodo en una negociación. Al contrario: si has hecho tu trabajo, estarás preparado con hechos y cifras para demostrar tus logros cuando la conversación tenga lugar.

Los típicos errores de una negociación salarial pueden ser evitados y uno ha de ser capaz de orientar la conversación para lograr sus objetivos.

La Guía Salarial de Robert Half es una fuente de información esencial para lograr los objetivos en una negociación. Entrega datos sobre rangos de salarios en diferentes posiciones específicas de distintos rubros y permite adecuarlos al mercado local.

Contar con el conocimiento y los detalles necesarios al entrar a una negociación salarial es crucial, pero también ayuda saber qué no se debe hacer. Estos son los tres errores que hay que evitar, y algunos consejos para lograr los mejores resultados:

1. No hacer una investigación adecuada

Es muy importante manejar toda la información necesaria antes de discutir sobre el salario. De lo contrario, podría parecer que no estás al día acerca de lo que sucede en la industria en la que trabajas.

Consejo útil: además de realizar una investigación salarial, es relevante averiguar más sobre la compañía y la industria como un todo. Buscar el nombre de la firma en Google News y Glassdoor te llevará directamente a historias e información sobre la compañía e indagar términos relacionados con la industria te entregará información de contexto que te permitirá hablar de tendencias que podrían influir en tu salario.

2. Sobrevalorarse o infravalorarse a uno mismo

No pidas demasiado ni entregues una cifra muy inferior a lo que te corresponde.

Consejo útil: el lugar donde vives es un factor determinante en el salario que recibes. Si vives en Talca, probablemente no ganarás lo mismo que estando en Santiago. La Salary Calculator (Calculadora Salarial) de Robert Half te puede ayudar a  determinar el rango salarial correcto para tu ciudad. Al determinarlo, también es importante tener en cuenta cómo tu paquete de beneficios o los bonos afectan a la compensación general, y estar listo para ajustarte durante la negociación. Ten en cuenta asimismo las oportunidades de crecimiento y evolución que te entrega la empresa.

3. No poder justificar el monto que se está solicitando

No te quedes sin palabras.

Consejo útil: así como estudiar y estar preparado para una prueba importante te hará sentir menos ansiedad el día del examen, la investigación previa a la negociación salarial aumentará tu confianza. Una cosa es decir que quieres un salario determinado y otra muy distinta es ser capaz de explicar por qué esa cifra está justificada. Destaca tus habilidades, tu potencial y tu compromiso con los objetivos de la compañía. Además de enfatizar lo que puedes aportar, prepárate para discutir tu plan de desarrollo profesional y cómo podría beneficiar a la compañía.

Recibir el salario que mereces es mucho más probable cuando eres capaz de evitar errores comunes y entiendes el valor que aportas a la empresa antes de entrar a negociar sobre el salario o algún otro tipo de compensación.

Share This Page