Marca personal: ¿por qué es importante para nuestro desarrollo profesional?

Por Carolina Contreras, Recruitment Specialist Finance & Accounting de Robert Half.

En un proceso de búsqueda de oportunidades laborales, cada uno de nosotros deberíamos considerarnos como una marca a la hora de presentarnos frente a nuestros posibles empleadores. En este sentido, es importante diferenciase de los demás, igual que se diferencia un distintivo. Se trata de construir un símbolo en la mente de las personas, lo que nos ayudará fuertemente a conseguir el objetivo: la oportunidad laboral. Por ello, debemos causar una buena primera impresión, que a la vez sea duradera y sugiera beneficio tanto para el empleador como para el trabajador.

La marca es la suma de todas las cualidades valiosas de un producto (tú) para un consumidor (el empleador).

Todos tenemos una marca personal, seamos o no conscientes de ello. La marca personal es el mensaje que le entregamos al mundo sobre lo que somos y hacemos, y este concepto entra con fuerza bajo el alero de las redes sociales. En el instante en que creas un perfil digital, tu marca personal pasa a formar parte de la red y del mundo. Por lo tanto, es importante diferenciarse y mostrarse como único, debido a que con las redes sociales las relaciones se tornan cada vez más anónimas.

Saber definir quién soy, cuál es mi experiencia laboral y los logros que he alcanzado, cómo me relaciono con otras personas y qué es lo que deseo lograr en mi vida laboral es muy importante a la hora de pensar en nuestra propia marca. Por lo mismo, hay que ser muy claros en el mensaje que deseamos entregar, la forma en cómo lo transmitimos y si logramos el objetivo o no.

La idea es destacar lo que nos gusta profesionalmente, desarrollando nuestras habilidades personales, pero, sobre todo, hacernos notar por las cosas que hacemos y, ¡hacemos bien!, jamás por los aspectos negativos.

Entonces, ¿cómo saber quiénes somos y qué queremos lograr en nuestra vida laboral?

Primer paso

Conocernos a nosotros mismos, preguntarnos ¿quién soy?, ¿en qué soy bueno?, ¿qué hago mejor que otros?, ¿cuáles son mis fortalezas?, ¿cuál es mi trabajo ideal?, ¿con qué actividades siento que el tiempo vuela?, ¿en qué circunstancias me siento cómodo expresando mis ideas?, ¿en qué he obtenido buenos resultados?, ¿qué actividades me encantan?, etc. En otras palabras, lo importante es enfocarnos en lo que hacemos bien, ¡y nos gusta! Ya que mientras más claros seamos, mejores serán nuestras elecciones en el mercado laboral.

Segundo paso

Darnos cuenta del mercado laboral en el que estamos insertos y dónde se valora nuestra experiencia y perfil. En esta segunda etapa, tendremos que identificar ¿cuáles son nuestros estudios?, ¿qué experiencia profesional tenemos?, ¿en qué rubros hemos trabajado?, ¿cómo podemos desarrollar nuestra carrera laboral? Lo importante es delimitar el mercado laboral al cual queremos apuntar, ya que es mucho más fácil sobresalir en el mercado que es conocido para nosotros y en el que tenemos las ventajas competitivas para hacerlo.

Tercer paso

Identificar nuestros targets u objetivos. Aquí es necesario establecer o definir aquellas personas y/o empresas que deseamos que nos conozcan, que sepan de nuestro trabajo, de nuestras aptitudes y/o habilidades; quiénes queremos que nos concedan una entrevista, que nos contraten. Es decir, a quiénes queremos encantar con nuestro perfil y experiencia.

Cuarto paso

¿Cómo darse a conocer? LinkedIn es una buena plataforma laboral para darse a conocer entre el target. En este sentido, un primer consejo es que tu perfil, sí o sí, debe tener una foto, una foto profesional que invite a conocerte.

Cuando se está buscando empleo, es importante mostrarse en las redes sociales, pero mucho ojo con eso porque no todas las redes son iguales. Si pensamos en LinkedIn, se recomienda comentar y/o postear sobre temas que te interesen y reflejen tu expertise, la idea es que tu nombre y foto te permitan ser recordado, pero recordado para bien. De nada sirve convertirse en un spam en redes sociales. Si eso sucede, sólo lograrás que se pierda la confianza en ti y en tu marca personal.

La idea del Personal Branding la podemos aplicar en distintos ámbitos de nuestra vida para entender mejor quiénes somos, cómo nos ve el resto y qué queremos lograr como parte de nuestro desarrollo.

Y tú, ¿sabes cuál es tu Marca Personal?

Tags: Carrera

Share This Page