¿La moral de los trabajadores afecta el éxito de las compañías?

¿Existe alguna conexión entre la moral del personal y la productividad, la rentabilidad o incluso el volumen de los negocios? En este texto, examinamos si la moral del equipo de trabajo impacta en el éxito de un negocio, y los pasos que los líderes pueden poner en marcha para sus empleados con el fin de elevar la moral y la felicidad en el lugar de trabajo.

Una baja moral del personal puede costarle mucho a una compañía. Un estudio realizado por Gallup en 2013 determinó que solo el 24 por ciento de los australianos está plenamente comprometido con sus trabajos, con un costo para la economía de ese país en torno a US$ 54,8 millones al año.

Y entre gerentes y ejecutivos, el dato es aún más sombrío, con solo un 19 por ciento de ellos mostrando "gran interés" en sus puestos de trabajo. Según Gallup, esto puede tener graves consecuencias en toda la línea de negocios, incluyendo un aumento en el ausentismo, baja satisfacción del cliente y tasas de retención aún menores.

Descarga el material

El beneficio de restaurar la moral del personal

¿Qué pasa cuando le das una vuelta al guión? Gallup (2012) encontró que hay muchos beneficios que se pueden obtener a partir de una mejora en la moral del personal. En un estudio realizado en 49 industrias de 34 países se examinó la relación entre el compromiso de los empleados y el desempeño de la organización, encontrando que los equipos más comprometidos (25% más alto) superaron al grupo de los menos involucrados (25% inferior) en múltiples categorías, entre ellas:

  • 10% mejor calificación de clientes
  • 22% más de rentabilidad
  • 21% más de productividad
  • 25-65% menos facturación
  • 37% menos ausentismo

Aunque algunas de estas cifras pueden parecer manejables, es sabio también no subestimar los efectos amplificadores que puede tener una baja moral. Generalmente, se considera que, cuando los empleados son felices, los clientes son felices. Que solo un miembro del personal esté contrariado podría resultar en un duro revés, causando un daño duradero a la marca. Otra consecuencia de una mala o baja moral es la rotación de personal. En pocas palabras, cuando los empleados no tienen suficientes razones para permanecer, son más propensos a irse, así como también son menos propensos a recomendar a su antiguo empleador.

¿Cómo se puede mejorar hoy la moral del personal?

La moral del personal puede afectar las actitudes de los empleados hacia su trabajo, colegas, gerentes y la organización en su conjunto. Y las causas pueden ser variadas: estrés, falta de desafíos, o no tener voz al interior de la empresa. También pueden derivar de las prácticas empresariales que se considera que amenazan la seguridad financiera, como la externalización excesiva.

La baja moral del personal puede, sin embargo, revertirse. Aquí algunas maneras de hacerlo.

1. Crear un diálogo abierto 

La comunicación en la mayoría de las empresas es, tradicionalmente, de arriba hacia abajo, con un personal al que se le pide escuchar a los ejecutivos y gerentes, y no viceversa. Esta falta de diálogo abierto puede resultar en que los gerentes ignoren los problemas que existen entre los empleados hasta que ocurre un incidente grave (o el negocio es golpeado con un mal informe financiero). Por lo tanto, es importante tener conversaciones regulares y hacer seguimiento del personal para que revele sus sentimientos sobre el trabajo y el estilo de gestión de la empresa. Sostener un diálogo abierto establece un nivel de mutualidad y equidad, indicadores claves de la felicidad. Al monitorear constantemente la moral del personal se permite que los trabajadores sepan que sus preocupaciones son importantes, al tiempo que identifica potenciales problemas.

2. Proporcionar apoyo profesional y desarrollo 

La baja moral del personal puede deberse a que los empleados se sientan subutilizados en sus empleos. También puede venir de los empleados que se sienten excesivamente desafiados, o que carecen del apoyo adecuado. Mejorar las habilidades de detección puede ayudar a abordar este problema, así como también pedir al personal que se someta a pruebas de personalidad que revelen sus "habilidades blandas". También es importante proveer capacitación y programas de mentoría que ayuden a los empleados a crecer, desarrollarse y adquirir nuevas habilidades. Esto ayudará a crear un ambiente de apoyo que tenga un impacto positivo en el lugar de trabajo. Empoderar al personal para determinar y conducir su propia carrera es, en última instancia, beneficioso para la compañía porque fomenta un sentido de confianza y propiedad en cada empleado.

3. Ofrecer un mejor ambiente laboral

A menudo se pasa por alto el entorno de la oficina, que sin duda puede influir en el estado anímico de los empleados, especialmente si están en ella durante siete u ocho horas al día. Añadir algunas plantas de interior, pintar la oficina en tonos más brillantes o simplemente mover una impresora ruidosa a otra habitación podría ayudar a mejorar la oficina ("feng shui") y a la felicidad del personal.

4. Promover estilos de vida más saludables

En gran medida, la felicidad del personal es un subproducto de la promoción de la salud mental y física. Además de ser más felices, los empleados sanos tienen menos probabilidades de enfermarse, lo que significa una productividad más estable en el espacio de trabajo. La investigación ha descubierto que levantarse y caminar por solo cinco minutos cada hora puede levantar el estado de ánimo de una persona y combatir el letargo. También, tratar de evitar horas de trabajo excesivas. Cuando dejas que la oficina se convierta en una competencia sobre quién puede pasar más horas en su escritorio, solo se daña la productividad y conduce al agotamiento.

5. Recompensar al personal por las cosas buenas 

Cuando los empleados van más allá de sus trabajos cotidianos para lograr grandes cosas para la empresa, asegúrate de que sepan que es apreciado. Esto podría significar elogiarlos durante una reunión del personal, o si fue un esfuerzo del equipo, organizar un almuerzo.

Los factores claves de la moral del personal varían de una organización a la otra, pero las reglas básicas son las mismas. Cuando escuchas las necesidades y preocupaciones de los empleados y tomas las medidas apropiadas, obtendrás una alta moral y un gran compromiso.

Share This Page