Jóvenes líderes: cómo ganarse el respeto del equipo

El conflicto de generaciones ha protagonizado las conversaciones en las empresas. Hoy tenemos personas de diferentes edades trabajando juntas y ejerciendo incluso la misma función. Aunque es desafiante, esa mezcla de experiencia, conocimiento e información es muy rica para el ambiente laboral, pero es importante que todos estén dispuestos a encarar los lados positivos de las diferencias.

¿Y cuando el profesional más joven es justamente el líder del grupo? ¿Qué debe hacer para conquistar el respeto del equipo y cómo los profesionales con más experiencia deben lidiar con esa situación?

No se puede negar que alguien con diez o veinte años más ya vivió muchas situaciones y tiene más bagaje e historial profesional. Sin embargo, eso no es sinónimo de preparación para asumir algunos desafíos, como el liderazgo por ejemplo. El aspecto de liderazgo no está relacionado con la edad y sí con los factores del comportamiento que la persona tiene para influenciar al grupo. Ella logra el engagement y el compromiso de las personas cuando conquista la confianza del equipo, aunque sea más joven.

Actitudes de un joven líder

Cada vez es más común ese movimiento de los jóvenes líderes asumiendo sus puestos en muchas empresas por ahí. Para los más experimentados y maduros, es importante saber encarar ese movimiento del mercado laboral y aprovechar esa convivencia para reciclarse e intercambiar conocimientos.

Por otro lado, el joven líder también debe hacer su parte. A continuación, se presentan algunas actitudes que todo joven líder debe tener para formar un equipo exitoso:

Flexibilidad – adapte su comunicación a cada público y sepa lidiar con las diferencias de pensamiento y cultura.
Humildad – escuche a sus colaboradores y, aunque esté en una posición de liderazgo, muchos de sus compañeros son mayores y más experimentados. Sea humilde para escuchar y estratégico para mostrar que se preocupa con el todo. De esa manera conquistará mejor la confianza del equipo.
Seguridad – confíe en su capacidad de hacer las cosas y de repasar lo que se debe hacer.
Confianza – esté abierto a nuevas ideas, confíe en el trabajo del equipo al delegar tareas y promueva la inclusión e integración en el ambiente laboral.
Coraje – sea el agente de cambio y no tema lo nuevo.

Recuerde, como ya dijo Mark Zuckerberg, creador de Facebook y ejemplo cuando el tema es el liderazgo joven: “Aunque nuestra misión suene grande, comienza pequeña – con la relación entre dos personas”. ¡Ese es el secreto de un buen liderazgo!

Share This Page