Retención de talentos: Cuando el dinero no es todo

Por Robert Half 25 de marzo 2019

Después de unas reponedoras vacaciones, el mundo laboral vuelve a retomar su ritmo. Nuevos proyectos y desafíos cobran protagonismo a nivel corporativo y personal. A muchos se le abren oportunidades de cambio y las empresas se enfrentan al riesgo de ver partir a sus mejores valores. Aunque muchas veces la partida es inevitable, existen algunas recomendaciones para retener talento.

En la actualidad, el dinamismo del mercado laboral es una tendencia transversal. Abre opciones para que las empresas tengan acceso a mejores trabajadores, pero también deja abierta la opción para que aquellos talentos por los cuales se invirtió tanto tiempo, esfuerzo e inversión se vayan ante una mejor oferta. El punto es que el dinero es un factor importante para el éxodo, pero el tema es muchísimo más profundo que eso.

¿Cómo mantener a los empleados satisfechos en una empresa?

La tendencia que domina el mercado apunta a generar condiciones que motiven a los talentos a permanecer en sus lugares de trabajo. El punto es lograr generar condiciones donde estén en juego beneficios concretos y una cultura de reconocimiento y proyección para que ellos se sientan valorados y donde puedan construir una carrera ascendente. Robert Half sugiere algunos consejos para generar esas condiciones, ¡mira!

  1. Genera un ambiente de valoración para los trabajadores

La empresa debe transmitir seguridad y sentimiento de pertenencia a sus trabajadores. Que sientan que son un activo. Tratarlos como personas, por su nombre, y no como objetos. Que sepan cuál es su valor y la importancia que su función tiene para el cumplimiento de las metas.

  1. Transparenta los roles y las expectativas

Tus trabajadores son profesionales, no adivinos. Por más empáticos que sean, necesitan que la empresa describa claramente el trabajo que espera que desarrollen y las metas a cumplir. Y si se producen cambios en el camino, hay que comunicar con precisión de qué se trata. Eso permite que sepan exactamente qué se espera que hagan y cómo deben hacer que eso suceda.

  1. Promueve la apertura como forma de trabajo

Escuchar y ofrecer feedback debe ser parte del ADN de la empresa. Hablar con los trabajadores sobre temas relacionados con el trabajo, aceptar sugerencias para resolver un problema, recoger nuevas ideas y analizar el desempeño de cada uno de manera personalizada son prácticas fundamentales para el buen funcionamiento de la organización.

  1. Crea oportunidades reales de aprendizaje y proyección

Otro gran elemento para retener talentos es el desarrollo de alternativas de crecimiento y aprendizaje. Capacitaciones, especializaciones y cursos permiten a los trabajadores seguir mejorando y adquiriendo herramientas que le serán útiles a lo largo de toda su carrera. A eso es clave sumar una política de proyección para ellos, de modo que puedan progresar dentro de la empresa, escalando posiciones gracias a una evolución propiciada por esta política planificada.

  1. El buen trabajo se reconoce

Aunque dijimos que el dinero no es suficiente para retener talento, sin duda es una forma de premiar a quien hace bien su labor. Sin embargo, hacer un reconocimiento va más allá y genera una mayor voluntad y lealtad por parte del trabajador que está siendo reconocido. Valorar, mostrar aprecio y respeto de manera sincera vale mucho más que un cheque y genera un sentimiento de compromiso y pertenencia muy sólido.

 

ES HORA DE TRABAJAR FELICES

¿Qué hace felices a las personas en sus empleos?

More From the Blog...