Prevenir el agotamiento de los trabajadores cuando tienes un equipo reducido

Por Robert Half on 6 de abril 2020

Cuando algunos de los integrantes de tu equipo están de vacaciones, con licencia médica o recientemente decidieron abandonar la organización, es probable que los demás se sientan sobrecargados. La productividad de la empresa no es la única que se reduce, sino que el estrés adicional puede producir agotamiento en los trabajadores, quienes pronto estarán cada vez más desconectados.

Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a superar esa situación:

1. Sé realista

Da un paso atrás y hazte algunas preguntas. ¿Tu equipo está asumiendo cargas de trabajo factibles? ¿Todos tienen los recursos e información que necesitan para manejar sus proyectos? Un camino rápido hacia el agotamiento es repartir constantemente tareas demasiado ambiciosas o poco claras que incluso el profesional más calificado tendría problemas para completar.

2. Estimula el equilibrio entre el trabajo y la vida personal

El estrés implacable no alimenta exactamente la felicidad o la eficiencia. Los trabajadores a quienes les gusta su trabajo citan constantemente el equilibrio entre la vida laboral y personal como uno de los aspectos más valiosos de la cultura de su organización. Respetar las obligaciones e intereses que ellos tienen fuera de la oficina ayuda a prevenir el agotamiento en el trabajo.

Siempre que sea posible, considera ofrecer alternativas laborales como las jornadas con horario flexible, basadas en el cumplimiento de objetivos, para ayudar a tu equipo a equilibrar las responsabilidades personales y profesionales.

3. Estimula una organización más productiva del tiempo

Una forma de involucrar y a la vez considerar la voz de cada integrante del equipo puedes pedir sus puntos de vista sobre la organización de las actividades individuales o colectivas. Para que exista un manejo más productivo del tiempo, deja abierta la opción de que puedan determinar, según su conveniencia, aspectos como la revisión del correo electrónico o la ejecución de alguna actividad en específico. Eso puede ayudar a respetar los límites, terminar el trabajo a tiempo y evitar la acumulación de tareas.

4. Reconoce el trabajo duro

Sentirse apreciado y bien compensado puede hacer que las cargas de trabajo desafiantes sean más fáciles de manejar para el equipo. Como mínimo, asegúrate de ofrecer salarios iguales o ligeramente superiores a los de tu competencia. Las muestras de agradecimiento pueden ser tan simples como decir "gracias" durante una reunión o tan comprometidas como una nominación del equipo para premios internos y externos. Si el equipo hace algo bien, considéralo. Si implementas ideas enviadas por tus trabajadores, concédeles el crédito.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

More From the Blog...