Mujeres líderes: ¿de qué manera puedo involucrar a mi equipo?

Por Robert Half on 19 de febrero 2020

En el transcurso de la historia empresarial siempre han existido personas que han dejado su marca. Entre esos nombres, algunas mujeres líderes se han destacado no solo por haber alcanzado el éxito profesional en diferentes áreas de acción, sino también por romper barreras y paradigmas.

Para que te inspires, en este artículo presentaremos a algunas mujeres líderes que nos cuentan su trayectoria y logros. Y, al final, presentamos consejos de cómo se puede involucrar a un equipo de colaboradores para que también puedas hacer una gestión exitosa. ¡Que disfrutes la lectura!

Conoce algunas mujeres líderes exitosas

Revisa la historia de tres CEOs que construyeron una trayectoria de éxito en el mundo corporativo.

  • Indra Nooyi

Indra Nooyi nació el 28 de octubre de 1955 y construyó una carrera exitosa como CEO de PepsiCo, el principal fabricante de snacks del mundo.

En 2018, Indra cumplió 12 años como CEO de la empresa. Que una mujer llegue a lo más alto de una multinacional ya es algo espectacular, pero se volvería algo incomparable debido al historial de la organización, que solo ha tenido cinco CEOs en 53 años de existencia.

En 2019, cuando cumpla 63 años, Indra Nooyi dejará el principal cargo de la empresa y, entre los diversos logros y premios conquistados en su exitosa carrera, destacamos el record de recaudación de Pepsico, 63 mil millones en 2017 y el premio de la Revista Forbes, que la ubicó en el 12° lugar de la lista de Mujeres Más Poderosas del Mundo.

  • Cathy Engelbert

Hija de un gerente de TI y de una administradora, Cathy Engelbert nació en Collingswood, New Jersey, Estados Unidos. En 1986 se graduó en contabilidad en la Universidad Lehigh.

Ese mismo año comenzó a trabajar en Deloitte, una marca mundial enfocada en servicios de contabilidad, consultoría, auditoría, entre otros. En la empresa, Engelbert ocupó diferentes cargos:

  • contadora;
  • socia de gestión nacional;
  • subdirectora nacional.

En 2015, Cathy fue designada como CEO principal de Deloitte, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir una marca del Big FOUR — grupo de las cuatro empresas más grandes del mundo en el rubro de consultoría y contabilidad, EY, PwC, Deloitte y KPMG.

Como CEO de Deloitte, Engelbert logró aumentar los rendimientos de la empresa en 6% al año, alcanzando los US$ 18,6 mil millones en 2018.

En esa época, el The Wall Street Journal describió la promoción de Cathy como el quiebre del "techo de vidrio".

  • Maria Teresa Barra

Maria Teresa Barra nació el 24 de diciembre de 1961 e inscribió su nombre en la historia como CEO de una de las principales montadoras de automóviles del mundo.

Hija de un fabricante de moldes, Maria Teresa se interesó por el área de montaje a muy temprana edad. En los años 80, se graduó en ingeniería eléctrica en la Universidad Kettering.

En 1988 recibió una beca en la Universidad de Stanford y obtuvo una maestría en administración de empresas.

En ese período, Maria Teresa ya hacía su práctica en General Motors. Al terminar sus estudios, asumió diferentes cargos en varios sectores, tales como:

  • recursos humanos;
  • administración;
  • ingeniería.

En 2008 comenzó a destacarse al convertirse en Vicepresidente Global de Ingeniería de Producción. En 2011, Barra asumió como Vicepresidente Ejecutiva de Productos Globales de Desarrollo.

El 15 de enero de 2014, sustituyendo a Dan Akerson, el principal ejecutivo de la empresa, Maria Teresa Barra se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de CEO de una montadora mundial.

En abril del mismo año, Maria Teresa fue considerada por la Revista Time como una de las "100 Personas Más Influyentes del Mundo."

Perfil para ser un líder exitoso

Después de los ejemplos de estas mujeres líderes, revisa algunos consejos para que también te conviertas en una ejecutiva exitosa.

Creando objetivos claros

Sin una dirección adecuada, ni siquiera los mejores profesionales logran realizar un trabajo de calidad. Por eso, una de las formas más eficientes de involucrar a los colaboradores es crear y transmitir objetivos claros.

Cuando un trabajador sabe lo que tiene que hacer, tiende a tener más confianza. Y esa confianza es fruto del trabajo del ejecutivo. Si el líder del equipo demuestra transparencia y dirección al presentar los objetivos de la empresa, el compromiso colectivo se produce de manera natural, facilitando así el desarrollo individual.

Reconociendo el esfuerzo de los colaboradores

Muchas veces, un reconocimiento al esfuerzo vale mucho más que una promesa de promoción o de aumento de salario.

Aunque un plan de carrera también sea una forma de reconocer y valorar el trabajo del colaborador, un elogio sobre una actividad realizada puede traer mayor compromiso a corto plazo. Finalmente, a todo profesional le gusta saber que su trabajo cuenta con la aprobación de la gerencia de la empresa.

Escuchando al equipo

La buena comunicación es esencial para el compromiso de los trabajadores, pero también para el logro de resultados en general. Si el líder no escucha a quienes están a su cargo, difícilmente logrará identificar los puntos débiles y las fortalezas de su equipo.

Como gestor, tienes que entender las necesidades del equipo y desarrollar ideas para aumentar la satisfacción de todos. Ese trabajo es imperativo para que una estrategia de compromiso sea implementada con eficiencia.

Ofreciendo alternativas de capacitación

Además del obvio desarrollo profesional, ofrecer alternativas de capacitación es una excelente estrategia para aumentar la motivación de los equipos. Si los trabajadores mejoran sus técnicas, automáticamente se sienten más preparados para ejecutar sus funciones y entienden esa actitud como una forma de valoración personal.

Básicamente, el conocimiento adquirido no se puede eliminar. Así, cuando la institución ofrece cursos de capacitación, está dando oportunidades para que el profesional crezca por completo. Con eso, las chances de que el trabajador retribuya con más dedicación y compromiso son altas.

Otorgando más autonomía a los colaboradores

Trabajar bajo fuerte vigilancia no es interesante para ningún profesional. Por más importante que sea la presencia del gestor junto a su equipo, es esencial que cada colaborador tenga autonomía para desarrollar su función.

Aquí se hace imperativo encontrar un equilibrio entre ser participante en la rutina del grupo y ofrecer la libertad que todo profesional necesita para trabajar con calidad.

En la medida que un colaborador siente que tiene la confianza de su gestor y autonomía para trabajar a su manera, más comprometido, motivado y efectivo tiende a ser. Además, si el gestor logra ser claro con los objetivos, no habrá razones para mantener un monitoreo exagerado.

Garantizando un ambiente organizacional favorable

La forma como el trabajador percibe el ambiente de trabajo es tan importante para la motivación como su relación con el gestor. A veces el colaborador no logra desarrollarse simplemente porque no se siente bien con el clima organizacional de la empresa.

Esa situación demanda mucha atención de parte de quien ejerce el liderazgo. Y cuanto más tiempo tardan en identificar y mediar el problema, menores son las oportunidades de volver atrás.

El principal paso para garantizar un escenario favorable es contratar personas que se identifican con la realidad que la institución ofrece. Algunas características organizacionales pueden ser excelentes para ciertos perfiles de profesionales.

En fin, esperamos que la historia de estas mujeres líderes te sirva de inspiración y motivación para que sigas tus sueños profesionales. Como vimos, cuando hay perseverancia y el conocimiento adecuado todo éxito es posible. Conquistar la confianza de tus liderados y comprometerlos bajo un objetivo común es una excelente manera de alcanzar ese objetivo.

¿Te gustaron los consejos? ¿Qué tal entonces compartir este posteo en tus redes sociales?

ES HORA DE TRABAJAR FELICES

¿Qué hace felices a las personas en sus empleos?

More From the Blog...