Hora de contratar: ¿cómo hacer la oferta a un nuevo colaborador?

Por Robert Half 9 de julio 2018

¡Buenas noticias! Encontraste al candidato correcto para el puesto y es el momento de hacerle una propuesta formal. Esta es una etapa que exige una acción inmediata, apoyada por una planificación cuidadosa para asegurarse de que tu candidato ideal no acepte una oferta en otro lugar.

No te demores con la propuesta

Cuando encuentras al candidato perfecto, la acción inmediata es esencial. Si un gran talento es muy buscado, cualquier retraso en la oferta puede hacer que los candidatos acepten una oferta de empleo en otro lugar (e incluso de alguien de la competencia). Por eso es importante actuar rápido cuando se trata de hacer una oferta de empleo.

Estar de acuerdo con el salario y otros beneficios

Establecer acuerdos salariales es una parte fundamental de una oferta formal de trabajo, un cierto grado de negociación es normal.

Los mejores candidatos normalmente tienen una buena noción de su valor en el mercado y eso hace que sea esencial que tu rango salarial mínimo y máximo refleje las sus calificaciones, experiencia y habilidades.

La Guía Salarial de Robert Half es un recurso útil en este momento. Provee indicadores salariales y las tendencias del mercado para que veas si el salario que estás ofreciendo es competitivo - y si las expectativas del candidato son razonables.

Aunque el salario es un factor importante, los candidatos querrán analizar el paquete completo de beneficios antes de decidir si aceptan el cargo. Además de los beneficios financieros, puede valer la pena recordar al candidato las ventajas de trabajar para tu organización en detrimento de otras. Estos diferenciales pueden incluir una cultura estimulante de la empresa, programas formales de desarrollo profesional, progreso en la carrera y oportunidades para acuerdos de trabajo flexibles.

Algunos grados de flexibilidad se pueden solicitar si tienes un excelente candidato que no te gustaría perder. Puedes necesitar ofrecerle un salario mayor que el planificado originalmente, pero sé abierto y transparente sobre hasta cuánto estás dispuesto a llegar.

Elabora una carta de oferta de empleo

Aunque una oferta inicial de trabajo puede hacerse verbalmente, es importante hacer un respaldo por escrito lo más rápido posible, con una carta formal de compromiso. Esto describirá los términos y condiciones de empleo y establece los detalles básicos, incluyendo:

  • Cargo y nombre del cargo ofrecido

  • Fecha de inicio

  • Jornada laboral

  • Pago y otros elementos

  • Términos de cualquier período de prueba, si aplica

  • Términos de rescisión de empleo / aviso previo

Una oferta de empleo debe estar acompañada por la descripción del cargo y una lista de las responsabilidades exigidas para el puesto.

Recuerda que en esta etapa "el tiempo es dinero". Asegúrate de hacer una oferta de empleo apenas hayas realizado tu elección. Los candidatos pueden frustrarse con un proceso de reclutamiento prolongado, lo que aumenta la probabilidad de que postulen a cargos en otros lugares.

Prepárate para una contrapropuesta

En un mercado competitivo es común que los candidatos de alto calibre reciban una contrapropuesta de su actual empleador. Vale la pena prepararse para eso.

Si un candidato menciona una contrapropuesta, deja que explique las circunstancias. Quizás no tenga la certeza de que cambiarse a tu organización sea el paso correcto. Si ese es el caso, piensa cómo puedes tranquilizar al candidato en el sentido de que asumir su nuevo cargo es una elección sabia para su carrera.

Si el actual empleador del candidato le ofrece un aumento de salario o un ascenso, considera si eso es algo que tu empresa puede corresponder de manera realista o si existe otro tipo de beneficio que no has considerado.

De cualquier modo, evita ser sorprendido en una puja con la otra empresa. Aunque ganes, puedes terminar encontrando dificultades para mantener al funcionario.

Definir un plazo para una decisión final

Cambiarse a un nuevo trabajo es una decisión importante, y aunque necesites cubrir el puesto rápidamente, prepárate para darle tiempo al candidato para que considere tu oferta de empleo. Ofrecer un tiempo de respuesta de 24 a 48 horas es razonable - posiblemente más largo para cargos senior o ejecutivos. Sin embargo, aclara que te gustaría tener una respuesta dentro de algunos días.

Esperar más que eso puede ser un riesgo. El candidato puede estar considerando una oferta de trabajo de otra organización, y tú no querrás ser el gerente de contratación que perdió una oportunidad de oro. Ante eso, pon atención a las señales de alerta de que el candidato realmente no desea trabajar en tu empresa. Si el candidato está claramente dubitativo sobre aceptar tu oferta o postergar la respuesta, puede ser el momento de reconsiderar el candidato.

Al seguir estas etapas, aumentas la probabilidad de recibir una respuesta positiva a tu oferta y darle la bienvenida a un nuevo funcionario excelente a tu organización.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...