El momento de la decisión: el candidato ideal

Por Robert Half 2 de julio 2018

Una vez finalizado el proceso de entrevistas y elaborada una breve lista de los mejores candidatos, es el momento de tomar una decisión final de contratación. Acelerar esta etapa puede ayudarte a evitar un proceso lento de contratación y asegurar a los mejores talentos.

Elegir al candidato correcto para un puesto quizás no sea tan simple como piensas – aunque éste parezca satisfacer todos tus criterios esenciales de contratación. Asegúrate de seguir estas directrices básicas cuando estés en las etapas finales para tomar una decisión de contratación que garantice a la mejor persona para el trabajo.

Aplica criterios objetivos para la contratación:

Al evaluar a los principales candidatos, puede ser tentador elegir a alguien basándose en un atributo positivo que para ti se haya destacado particularmente. Asegúrate de que el proceso de contratación siga un campo de actuación nivelado, donde cada candidato sea evaluado según criterios de selección idénticos.

Para garantizar que tu decisión final sea la más objetiva posible, verifica tus criterios de contratación nuevamente para certificarte de que tu mejor elección posee los requisitos necesarios para el cargo. Atención con:

  • ¿Cuánta experiencia tiene el candidato y cómo puede ser útil para el puesto en cuestión?

  • ¿Qué habilidades avanzadas relevantes puede aportar?

  • ¿Cuánto entrenamiento necesitará?

  • ¿Con qué rapidez podrá trabajar sin supervisión?

  • ¿Con qué rapidez progresó a través de roles y responsabilidades anteriores?

  • ¿Fue capaz de proveer evidencias cuantitativas de logros de carrera en el pasado?

  • ¿Cuán recientes fueron esos logros?

También querrás clasificar a todos tus candidatos preseleccionados basándote en lo bien que ellos encajan en la cultura del equipo y de la empresa. No te dejes deslumbrar basándote apenas en el conjunto de habilidades e inteligencia del candidato. Tener un funcionario que no incorpora la actitud correcta puede ser perjudicial no solo para la moral del equipo, sino de todo el negocio.

Revisar referencias

Al final de esta etapa ya debes haber verificado por lo menos una o dos referencias para cada candidato preseleccionado. Y si tu mejor candidato incluyó aún más referencias en su curriculum, no está mal revisarlas también. Esta puede ser una oportunidad para llenar cualquier espacio en blanco con relación a sus habilidades o sus atributos de personalidad. Según lo observado anteriormente, apunta a asuntos relacionados directamente con el trabajo y los criterios de contratación.

Asegúrate de que todos están de acuerdo

Si existen otras personas internas involucradas en el proceso de contratación, asegúrate de que todos - o por lo menos los principales tomadores de decisiones - estén de acuerdo antes de continuar y hacer una oferta formal de trabajo.

Un proceso de contratación puede perder el rumbo rápidamente si el candidato tiene que esperar demasiado por una decisión final, por lo tanto asegúrate de establecer un plazo claro y que todos los interesados lo cumplan. Si por algún motivo se hace necesario más tiempo, asegúrate de que el candidato sea informado inmediatamente.

A quien elijas contratar marcará una gran diferencia para el éxito de tu organización. Sigue estas etapas y estarás bien posicionado para tomar la decisión correcta.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...