Cultura organizacional: Cómo protegerla del coronavirus

Por Patricia Alves on 24 de agosto 2020

¿Qué hace con que los profesionales que componen el capital humano de una empresa mantengan sus deseos por seguir perteneciendo a una organización? Más allá del salario, que es una razón fundamental, son varios los factores que componen la ecuación que los hace querer seguir perteneciendo a una empresa. Y la gran mayoría de éstos apunta a un solo elemento, la cultura organizacional.

La cultura organizacional es una parte importante de por qué los empleados eligen trabajar para una empresa. Genera un sentimiento de pertenencia en los trabajadores, lo que puede afectar la felicidad, la motivación y, en última instancia, la productividad. Sin embargo, ahora que muchas empresas han tenido que optar por la modalidad de trabajo remoto, ¿cómo proteger su cultura organizacional?

Enfocarse en el futuro

Una de las grandes ideas que está sobre la mesa de cualquier profesional y empresa es la vuelta a la normalidad. Y aunque no existe total claridad sobre cómo será, las empresas pueden aprovechar esta oportunidad adoptando un enfoque progresista sobre su propia cultura organizacional. Lo que ya es un hecho es que los trabajadores tienen inquietudes y expectativas nuevas en torno a la flexibilidad laboral, por lo que muchos esperan que éstas incluyan este tema en su gestión.

Fortalece el sentimiento de equipo

El trabajo a distancia presenta una serie de beneficios que se están observando como positivos, pero, ¿cómo combatir el sentimiento de aislamiento y fomentar un sentido de inclusión entre los miembros del equipo bajo esta condición?

Una buena táctica es aprovechar la tecnología para mantener, de la manera más parecida posible, los ambientes y actividades que el equipo solía realizar de manera presencial. Herramientas como las videoconferencias, la gestión de proyectos de manera activa, o la implementación de programas para emparejar compañeros de trabajo para que trabajen en determinadas tareas en conjunto, son algunas opciones para trabajar las relaciones entre el equipo tanto a nivel laboral como humano, con el fin de mantener una dinámica sólida de colaboración constante.

Reitera los valores de la empresa

Durante un buen tiempo tendremos que acostumbrarnos a un esquema de trabajo remoto. También se proyecta que el retorno a la normalidad presente un enfoque escalonado para regresar al trabajo en la oficina. Por lo tanto, existe la posibilidad de que algunos trabajadores reduzcan o incluso pierdan su conexión con los valores centrales de su empresa.

Para evitar esta situación, la empresa debe recordar positivamente lo que significa trabajar en ella. Los líderes deben considerar cómo los valores de la empresa se pueden aplicar en las circunstancias actuales para comunicarlos y ejercerlos de manera efectiva. Reuniones virtuales, iniciativas de responsabilidad social, son algunos ejemplos para transmitir y reforzar los valores de la empresa. Es importante aprovechar los canales de comunicación disponibles, como la intranet de la empresa, los correos electrónicos y las reuniones virtuales para actualizar a los trabajadores remotos sobre los impactos comerciales, qué cambios podrían tener lugar ahora y en el futuro y qué pasos tomará el negocio para apoyar a quienes enfrentan desafíos individuales.

Ejerce un liderazgo positivo, empático y receptivo

Los gerentes y quienes ocupan cargos en jefaturas tienen un desafío muy importante en tiempos de pandemia. Mantener un alto nivel de compromiso y satisfacción de su equipo, luchando por mantener bajos los niveles de estrés, que tienden a aumentar cada día más como efecto de la incertidumbre que existe ante esta situación.

Considerando que muchos profesionales trabajan a distancia, hay que aprovechar las herramientas de comunicación digital. Es clave reforzar los objetivos del equipo, reconocer los logros y celebrar virtualmente los hitos clave, así como programar discusiones individuales sobre la mejora del rendimiento y el crecimiento profesional.

La conducta de quienes están al mando también es relevante como ejemplo para los demás. Los líderes están llamados a mostrar empatía hacia las circunstancias y problemas individuales, estar atentos y receptivos para ayudar al personal a resolver problemas y desafíos y mantener una mentalidad positiva.

Comprenda el concepto de flexibilidad

La pandemia del coronavirus dejará una huella positiva con relación a la forma como vamos a encarar el trabajo remoto en el futuro. La jornada laboral estándar se ha vuelto más difícil de aplicar y la tecnología ha mostrado que permite que los objetivos se cumplan más allá de los horarios fijos a los que solíamos cumplir.

Aunque las labores del hogar pueden reducir nuestros tiempos de trabajo lineal en nuestros hogares, es probable que las empresas respalden prácticas de trabajo flexibles y teletrabajo, ya que son vistas como muy potentes para atraer y retener a los profesionales más talentosos.

Para prepararse para este cambio cultural potencial a gran escala, las empresas deben desarrollar políticas claras, así como invertir en tecnología y capacitación en todos los niveles de la jerarquía corporativa para garantizar que se mantengan la productividad y las prácticas de trabajo efectivas.

Las restricciones que rodean la pandemia del Covid-19 han cambiado rápidamente los objetivos para las empresas que toman en serio su cultura organizacional. Las empresas que estén buscando respuestas para los desafíos que generó esta crisis, y que ya se manifestaban en algún grado antes de ella, tendrán ventaja al tratar de mantener y fortalecer su cultura ofreciendo experiencias de trabajo más positivas. En definitiva, estarán ejerciendo un liderazgo genuino, marcando el tono para el futuro mundo laboral del mañana.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

Hide Breadcrumb
Off
Hide Title
Off

More From the Blog...