Cómo manejar al equipo cuando hay necesidad de reinventarse

Por Robert Half on 19 de agosto 2020

Reinventarse. Un término muy usado hoy en el ámbito profesional y con una valoración muy positiva, ya que supone la capacidad de dar un giro y superar diversos tipos de dificultades que pueden surgir, en este caso, en el ámbito laboral.

Sin embargo, la reinvención está lejos de ser algo sencillo. Y si hablamos de una empresa que se somete a este desafío, debe enfrentar además una serie de situaciones que se producen al interior del equipo a raíz de los rumores, entredichos y chismes que suelen proliferar cuando los aires de cambio afectan a la organización.

Un desafío para la gestión

Cuando una empresa está a punto de pasar por modificaciones, la gestión del cambio debe abordarse de inmediato, sea ésta positiva o negativa. Y no se trata solo de una propuesta única para todos. Diferentes empleados pueden ver el cambio de varias maneras.

Atender con sentido de urgencia a la forma como encarar el tema con el equipo de trabajo en un período de este tipo es fundamental para mantener a los profesionales informados, alineados y tranquilos al respecto de va a suceder.

La importancia de la comunicación

Muchas empresas entienden la comunicación como un área prescindible. Sin embargo, cuando se trata de canalizar el proceso de cambio de una forma natural, manejando la información de manera estratégica entre los integrantes del equipo se nota su importancia y real dimensión.

Si los objetivos o prioridades de la empresa deben cambiar, la información y la forma de comunicarla a los trabajadores debe ser la máxima prioridad.

Es fundamental involucrar a los empleados incluso si no tienes todos los detalles. Compartir la mayor cantidad de información posible con tu equipo los invita a ser parte activa del proceso de cambio, considerando sus dudas y también su aporte, algo que también puede fortalecer al grupo en un momento difícil.

Aunque parezca reiterativo, la comunicación realmente es clave para cualquier cambio. Y no se trata solo del momento en que éste está sucediendo o por suceder. Una vez que se produce un cambio importante, es muy probable que debas comenzar una nueva etapa de comunicación con el equipo, incluyendo tal vez alguna capacitación o apoyo adicional.

Mantener la transparencia

Cuando hablamos de manejar la información de manera estratégica, nos referimos a dar a conocer la verdad, de manera oportuna y con transparencia. Y al hacerlo, se debe pensar en cómo decirlo con el objetivo de que el mensaje sea comprendido por todos.

Cuando comunicas algo al equipo, ellos serán capaces de captar tu tono. Si no se hace con honestidad y transparencia, se darán cuenta. Explica las implicancias del cambio, incluyendo lo que se espera del equipo en su conjunto y como individuos. Si el cambio tiene la intención de llevar a cosas buenas para el personal, asegúrate de que lo sepan por adelantado. Esto los ayudará a aceptar el cambio y a sentirse más involucrados con el proceso.

Enfocarse en el éxito

La gestión del cambio supone un reto enorme para la gerencia, ya que es importante abordar la situación con un enfoque proactivo, reflexivo y estratégico, donde todos juegan un papel fundamental para que el cambio sea exitoso.

Se trata de lograr que todos lo encaren como un esfuerzo del equipo, que traerá consecuencias positivas para cada uno y donde cada victoria debe celebrarse como un triunfo colectivo que refuerce el sentido de pertenencia y la proyección hacia una situación de bienestar que será para todos.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

Hide Breadcrumb
Off
Hide Title
Off

More From the Blog...