¿Cómo gestionar el capital humano en 2020?

Por Robert Half 5 de febrero 2020

La necesidad de mantener, y ojalá aumentar la productividad, será una constante para el 2020, así como generar un ambiente atractivo que promueva la permanencia del equipo humano en una empresa y su compromiso con los objetivos trazados.

Sin embargo, una pregunta surge casi espontáneamente, ¿cómo cumplir con las expectativas y necesidades del capital humano para ir en esa dirección? A continuación comentamos cinco tendencias al respecto:

La base del trabajo es el equipo

Suena a concepto deportivo, pero lo cierto es que un enfoque basado en el trabajo en equipo cambiará la forma en que se trabaja al interior de una empresa. Se trata de liberar y explotar el potencial del equipo humano, creando una cultura interconectada, basada en el compromiso y el rendimiento.

El talento continuará siendo un valor predominante y el mercado luchará fuertemente por conseguirlo. Eso obligará a las empresas a evaluar a los equipos de forma permanente, con la necesidad de satisfacer sus necesidades de contar con profesionales altamente calificados para integrar y fortalecer su capital humano.

Soluciones personalizadas

El ecosistema laboral presenta complejidades y particularidades debido a su naturaleza que considera la presencia de personas y tecnología.

Una de las claves para el éxito en la gestión del capital humano es el uso de soluciones tecnológicas que sean capaces de adaptarse, ofreciendo opciones flexibles que los trabajadores puedan configurar sin complicaciones.

Respuestas rápidas a los desafíos globales

La expansión y globalización supone retos importantes para las empresas y sus trabajadores. Contar con un equipo disperso por diferentes puntos del mundo obliga a las empresas a descubrir nuevas formas que cumplan los requisitos legales que apoyen la movilidad de los trabajadores sin que esto represente un sistema complejo.

Por otro lado, las regulaciones exigirán soluciones de cumplimiento más ágiles, que tengan la capacidad de identificar herramientas de cumplimiento que aborden con facilidad las políticas, regulaciones y leyes cambiantes a todos los niveles.

Gestión de datos será clave

Para tomar decisiones sobre el equipo de trabajo, es necesario contar con información concreta y precisa sobre él.

El análisis predictivo tendrá que proporcionar información crítica de la fuerza laboral, como por ejemplo peaks de horas extras, rotación excesiva, costos laborales y equidad salarial. Para eso, las empresas deberán echar mano a recursos como la inteligencia artificial, aprendizaje automático, informática sin servidor, conectividad 5G, entre otros, con el afán de optimizar las experiencias de sus trabajadores y clientes. Quienes logren combinar la gestión de datos con las tecnologías emergentes no sólo sobrevivirán sino que prosperarán.

Adaptabilidad tecnológica para la fuerza laboral

Las plataformas tecnológicas tienen que adaptarse a las necesidades de los equipos de trabajo. Esta situación ofrecerá mejores soluciones en tiempo de entrega y escalabilidad del sistema.

La nube jugará un rol importante también, ya que este tipo de plataformas serán percibidas más positivamente. Eso porque están basadas en un ecosistema abierto, impulsan la escalabilidad y el rendimiento, y requieren menos fluidez técnica de los usuarios para que puedan adaptar las experiencias de los trabajadores y crear sus propios flujos de trabajo.

Las empresas tendrán un mayor acceso a aquellas tecnologías que proporcionen soluciones personalizadas dinámicas para adaptarse a sus necesidades. La clave para adaptarse a los cambios vendrá de la mano de una flexibilidad que sólo se puede alcanzar con soluciones flexibles y adaptables que respondan efectivamente a las necesidades cambiantes de una empresa.

More From the Blog...