Cómo escribir la descripción de un trabajo

Por Robert Half 11 de junio 2018

¿Estás reclutando para un puesto profesional o te encuentras en las primeras etapas de planificación para una nueva contratación y quieres saber por dónde comenzar? Para acelerar y hacer que el proceso de reclutamiento sea más eficiente, es absolutamente necesario hacer una buena descripción del cargo.

En el competitivo mercado laboral actual, requisitos profesionales precisos y bien escritos son una necesidad absoluta para cualquier gerente de contratación. Eso marcará la diferencia para atraer solamente candidatos adecuados y encontrar a tu próximo talento.

Aquí presentamos algunas orientaciones sobre cómo atraer a los mejores talentos con una descripción de trabajo eficiente.

Contrato Temporal vs. Permanente

El primer paso para redactar la descripción del cargo es decidir qué tipo de empleado necesitas en un momento determinado. ¿Estás buscando a alguien para unirse al equipo temporalmente, con el fin de resolver demandas estacionales o puntuales, o un funcionario para cubrir una posición permanente? Ese es un elemento importante que debes decidir antes de redactar tu anuncio de empleo.

Otra consideración importante es definir si el puesto ya existe o si el objetivo de la contratación es crear una función para agregar valor a la empresa a largo plazo.

Identifica los públicos involucrados en la contratación

El próximo paso es identificar todas las partes internas interesadas que estarán involucradas en el proceso de contratación. Generalmente, entre ellos se encuentran funcionarios responsables del área de RR.HH., gerentes de proyecto y los principales miembros del equipo que trabajarán directamente con el nuevo funcionario. Para evitar un proceso de reclutamiento lento y prolongado, trata de limitar el número de personas involucradas a cuatro o menos - de preferencia con dos principales tomadores de decisiones.

Define una fecha de inicio

Además de especificar si el puesto es temporal o permanente, la descripción del cargo debe especificar cuándo deseas que el nuevo funcionario comience a trabajar. Asegúrate de haber considerado todos los escenarios posibles antes de definir una fecha de inicio. Los imprevistos pueden ocurrir y considera la flexibilidad que puedes tener con esa fecha.

Definir requisitos y responsabilidades del trabajo

La identificación de todas las tareas y responsabilidades esenciales del nuevo funcionario formará la base de la descripción del cargo y te ayudará a reconocer las habilidades y experiencias que debes buscar en los candidatos.

Recuerda:

  • ¿Cuáles son las tareas más importantes?

  • ¿Qué líneas de informes existen y hacia quiénes están dirigidas?

  • ¿Qué resultados debe entregar el funcionario?

  • Si se trata de un rol de gerencia, ¿cuál es la extensión de su autoridad?

  • Determinar habilidades y calificaciones esenciales.

Tomando como base tus respuestas, la próxima etapa para crear una descripción de trabajo de calidad es reunir los principales criterios para la nueva función. Ten cuidado con no confundir calificaciones con habilidades técnicas o soft skills, ya que existen diferencias sutiles entre cada una.

Las calificaciones están relacionadas a lo que el candidato necesita para hacer el trabajo, como diplomas universitarios o certificaciones del sector.

Las habilidades técnicas se relacionan con lo que el candidato puede hacer, por ejemplo, la capacidad de ejecutar las tareas en diferentes programas computacionales o suites contables.

Las habilidades conductuales no son tan fáciles de medir o definir. Actitudes proactivas, flexibilidad o la habilidad para trabajar en equipo son algunas de ellas.

Los criterios de empleo descritos anteriormente se volverán esencialmente importantes si existen varios candidatos disputando un puesto. Tener un conjunto de requisitos clave definidos permitirá excluir de tu lista a muchos que no encajen perfectamente con la función requerida.

Además, distingue entre habilidades “que es necesario tener” y “que es bueno tener” ya que algunas competencias se pueden desarrollar a través del desarrollo profesional. En caso de duda, busca el consejo de alguien con experiencia en una función similar.

Redactando la descripción del trabajo

Al concluir todas las etapas anteriores, el próximo paso es redactar el anuncio de empleo. Por lo general, debe ser práctico, funcional y objetivo.

La descripción de un trabajo debe incluir elementos como:

  • Lo que involucra el puesto, cuál es su objetivo y a qué función y departamento se reporta.

  • Las tareas y responsabilidades más importantes: listarlas en orden de relevancia (de las más a las menos importantes)

  • Habilidades y características que un buen candidato debe tener para ejercer la función – como por ejemplo: organizado, adecuado para liderar un equipo o capaz de trabajar de manera independiente.

  • Otros requisitos exigidos y nivel deseado de formación.

No olvides que tu anuncio de empleo no solo es usado para atraer al mejor candidato, sino que también es una oportunidad de informar al mercado y a tus funcionarios sobre los beneficios de trabajar en tu empresa. Proporciona algunos elementos diferenciadores de la empresa y de la posición, para que tu anuncio sea aún más relevante entre la multitud.

Contratando con eficiencia

¿Perdiste al candidato ideal por extender demasiado el proceso? El objetivo de esta página es facilitar esa etapa y entregar consejos esenciales para el éxito de un proceso de reclutamiento.

More From the Blog...