Lo relevante de recibir a los nuevos colaboradores

Por Robert Half 12 de septiembre 2019

Existe la idea generalizada de que el proceso de contratación culmina con la firma de la carta de oferta. Ello es erróneo, puesto que la recepción del nuevo colaborador es clave para el éxito de la #contratación y, por lo tanto, es parte del proceso. De hecho, esta etapa de acompañamiento debe ser establecida formalmente dentro del #reclutamiento.

ENVIE SU VACANTE

Lo anterior requiere que las organizaciones se preparen para recibir a los nuevos colaboradores, considerando desde el lugar de trabajo y los implementos básicos hasta las capacitaciones e inducciones en procedimientos y aspectos culturales de la organización. 

Una recomendación que entregamos en @RobertHalf a nuestros clientes es que se asigne un tutor para acompañar al nuevo colaborador. Su función es apoyar al recién llegado en procedimientos básicos, pero también en aspectos de la cultura o ritos corporativos, por ejemplo, buenos lugares para almorzar, procedimientos habituales, actividades extra oficina, uso de dependencias, etc. Nuestra sugerencia es que quien realice la tutoría sea una persona voluntaria.

Un buen proceso de recepción contribuye a que el nuevo colaborador se sienta acogido, valorado y se integre de mejor manera a su nuevo entorno

En el ámbito más técnico o propio de las funciones a desempeñar, es fundamental contar con un programa de inducción, destinado a capacitar y preparar a quien llega para enfrentar los desafíos de su nuevo cargo. Este punto es muy relevante y puede contribuir fuertemente a disminuir la ansiedad, acelerar la integración al equipo y comenzar a aportar en #productividad a la organización.

También, es muy importante que consideremos que un plazo mínimo para destinar a inducción y adaptación es de un mes. Sin embargo, el tiempo adecuado dependerá de cada industria y de cada caso. En @Robert Half, por ejemplo, el proceso de inducción se complementa con una encuesta de seguimiento a las nuevas incorporaciones, al mes, dos meses y tres meses. Con ello, además de evaluar la adaptación, vamos mejorando el proceso de inducción e identificando oportunidades.

Algunas prácticas que contribuyen a un buen recibimiento incluyen contar con un pack de bienvenida (mochila, ropa corporativa, implementos de oficina, etc.), desayuno de recepción o un recorrido por las dependencias, presentando al nuevo colaborador. Se trata de acciones que contribuyen a que este trabajador se sienta acogido y valorado y se integre de mejor manera a su nuevo entorno.

Si consideramos que un 33% de los gerentes que encuestamos en el estudio Time To Hire, de Robert Half, señala que perdió a un colaborador dentro del primer mes debido a una mala recepción, veremos que se trata de un tema que requiere ser atendido. Después de todo, quién quiere dejar ir a una nueva contratación después de semanas o meses invirtiendo tiempo y recursos en procesos de selección.

Y tú, ¿tienes alguna experiencia que te haya marcado al llegar a un nuevo trabajo? o ¿en tu empresa tienen algún programa de bienvenida?

¿Quieres recibir más contenidos como este?

Regístrese para recibir mensualmente nuestro newsletter que incluye artículos relacionados con desarrollo de carrera, reclutamiento de personas y mercado laboral.

More From the Blog...