En busca del trabajo soñado… ¿o mejor no?

Por Robert Half 18 de abril 2019

Por Karina Perez

En las redes sociales, circuló hace unas semanas un podcast de Adam Grant llamado “The perils of following your career passion”, que en español sería algo así como “Los riesgos de seguir tu pasión profesional” o, en simple, el trabajo de tus sueños.

Al escuchar a Grant, me hizo mucho sentido, y como en mi rol de reclutadora y gestora de talento me enfrento a este tipo de expectativas en los postulantes, me permito compartir algunas reflexiones al respecto.

ENVÍA TU CURRÍCULUM

Desde niños, somos motivados -casi como un mantra- a seguir nuestras pasiones, a cumplir nuestros sueños a toda costa. En esa línea, escogemos carreras y salimos al mercado laboral a buscar ese puesto soñado. Sin embargo, cabe hacerse la pregunta de cómo el dejarse llevar por esta idea puede terminar condicionando nuestro éxito profesional y personal.

Adam Grant nos ayuda justamente a pensar diferente y cuenta la historia de varios profesionales que, en la búsqueda de herramientas para el trabajo de sus sueños, fueron encontrando sus pasiones, las de verdad, no las que son impuestas, y no las que nosotros mismos preconcebimos. Lo que está claro es que todos buscamos la felicidad y a nadie le gusta desempeñarse en un lugar o trabajo donde se sienta miserable, y la verdad, nadie se lo merece tampoco.

Pero, por otro lado, qué podemos saber de la vida y del ámbito laboral cuando tomamos la decisión de estudiar una carrera u otra, y qué sabemos cuando escogemos nuestro primer trabajo. Viéndolo en perspectiva, no sabíamos nada… bueno, nada de lo que era realmente importante para tomar decisiones más informadas. Pero aprendemos, de eso se trata.

Soy fiel creyente de que nos forjamos nuestro propio camino, y que el trabajo duro y el esfuerzo pueden determinar los pasos que tomamos y las cosas que construimos, la base de nuestro propio futuro. Así que la idea principal apunta a que amemos las cosas para las que somos buenos, pues ser buenos en algo nos destaca, nos hace sentir mejor, que estamos aportando y nos diferenciamos de los demás; todas sensaciones claramente gratificantes.

Entonces, a partir de la iluminadora reflexión de Adam Grant y la experiencia acumulada en años de conversaciones frente a candidatos, me atrevo a compartir dos recomendaciones:

  1. Debemos enfocarnos en encontrar nuestros talentos y trabajar duro para desarrollarlos, eso nos hará únicos.
  2. No nos cerremos a experimentar, no nos quedemos con los preconceptos, pues podemos estar perdiendo la mejor oportunidad que el camino nos ofrece.

Quizás, la búsqueda de ese trabajo que nos hará realmente felices nos lleve a lugares impensados, pero que nos abrirán nuevas oportunidades.

Datos de Entrevista

Este material fue desarrollado en base a la experiencia de los consultores de reclutamiento de Robert Half. Descarga tu copia!

* Karina Perez, es directora Robert Half

More From the Blog...