Las video entrevistas toman el mando

Por Robert Half 25 de marzo 2020

El teletrabajo se está volviendo cada vez más frecuente en la fuerza laboral actual, así como las entrevistas de trabajo remotas. ¿Las razones? Las video entrevistas ahorran tiempo y dinero tanto a las empresas como a los candidatos, y ayudan a que el negocio avance en momentos en que hay dudas sobre reunirse personalmente. 

No te equivoques: Prepararse para una video entrevista es tan complicado como prepararse para una reunión en persona, además de que hay otros matices que resolver. Pero con un poco de práctica y la mentalidad correcta, puedes brillar. Te presentamos algunos consejos que debes considerar para tu próxima video entrevista que te pueden ayudar a pasar a la siguiente etapa:  

Prueba tus equipos

Al menos un día antes de la entrevista, realiza una prueba para asegurarte de que tu equipo funcione correctamente. Descarga todas las aplicaciones o complementos que necesites y revisa que funcionen correctamente. Prueba realizar una videollamada con un amigo o familiar si es posible. Y tómate el tiempo suficiente para encontrar nuevas soluciones si algo funciona mal.

Si estás usando un computador portátil o una tablet, asegúrate de que esté completamente cargado el día de la entrevista y elige un lugar con una señal de Wi-Fi fuerte y confiable. Si usas un tablet, evita sostenerlo durante la entrevista. Encuentra una forma de mantenerlo fijo para que la cámara se mantenga estable. Si es posible, evita usar un smartphone para video entrevistas.

Vestirse para el éxito

Para una video entrevista, usa exactamente lo que usarías para una entrevista en persona, de pies a cabeza. Hacerlo no solo infunde confianza, sino que también previene la posible vergüenza si, por ejemplo, te recuestas demasiado y accidentalmente dejas ver que no estás usando pantalones. Además, evita usar colores brillantes y llamativos, y elija algo que se vea bien planchado mientras estás sentado. 

Encuentra la habitación adecuada 

Elige un lugar libre de niños, compañeros de habitación, mascotas y ruido exterior. Evita lugares públicos como cafeterías o patios, que de repente puedan volverse ruidosos. Del mismo modo, aléjate de las bibliotecas, donde podrían interrumpirte y pedirte que te calles. Y asegúrate de que el fondo esté libre de desorden o elementos embarazosos como montones de ropa. Usa una iluminación que sea brillante pero que no encandile, iluminando frontalmente tu cara. La luz natural es la mejor.

Elimina las interferencias 

Silencia todas las alertas, incluidos el correo electrónico, los mensajes de texto, las redes sociales, las actualizaciones de software y otras que puedan aparecer en la pantalla. Cierra todos los programas que no usarás durante la entrevista y cierra cualquier pestaña innecesaria del navegador.

Gánale a los nervios

Conéctate 5 ó 10 minutos antes para que puedas estar tranquilo y centrado cuando comience la video entrevista. Imprime la descripción del trabajo y los puntos o notas que has tomado sobre la empresa o el puesto, y déjalos donde puedas verlos de un vistazo. No querrás leer las páginas, pero tenerlas a mano puede quitarte el estrés.

Actúa como un professional del video

Algunos elementos de comunicación pueden ser complicados cuando no estás físicamente en la habitación con el entrevistador. Mantener el "contacto visual" mirando directamente a la cámara en vez de mirar la pantalla o tu propia foto es una buena manera de mantenerte involucrado. Mantener una buena postura, sentado con la espalda recta, los pies en el suelo y los brazos apoyados en tu regazo o en tu escritorio.

Al hablar, proyecta tu voz, aunque no demasiado. Revisa el volumen. Y habla con claridad para que el micrófono capte tu voz y el entrevistador no tenga que esforzarse para escucharte. Recuerda que las conexiones digitales a veces pueden retrasarse. Deja que el entrevistador termine la pregunta y luego haz una pausa por un par de segundos antes de responder.

No olvides agradecer 

Tal como lo harías durante una entrevista en persona, agradece al entrevistador por la oportunidad. Y sigue con una nota de agradecimiento posterior a la entrevista dentro de las siguientes 24 horas. En tu nota, refuerza brevemente por qué estás interesado en el trabajo y por qué serías un gran aporte para el puesto y para la empresa. Piensa en agregar algo que ambos hayan discutido mientras se conocieron para hacer que tu mensaje sea más personal.

En definitiva: si te preparas diligentemente para las video entrevistas y utilizas las mejores prácticas, avanzarás mucho para causar una buena primera impresión y, con suerte, conseguir el trabajo, o al menos otra entrevista.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

More From the Blog...