Energía y minería: qué esperar en 2017

Por Inés Rodríguez

Últimamente se ha hablado mucho de inestabilidad económica y no son pocos los expertos que dicen que la tasa de desempleo seguirá aumentando y que las buenas oportunidades laborales son escasas. En Robert Half tenemos siempre una mirada más optimista e intentamos ver el vaso medio lleno.

Es cierto que las empresas han moderado las contrataciones y que priorizan las nuevas incorporaciones por reemplazo, que los salarios no han experimentado grandes alzas en los últimos dos años y que los procesos de contratación están siendo más lentos.

Ahora bien, desde nuestra experiencia como reclutadores, creemos que hemos llegado al momento más bajo en lo que respecta al desarrollo del mercado laboral, que en 2017 la tendencia se mantendrá estable y que, de cara a 2018, podría empezar a repuntar.

Asimismo, los profesionales talentosos, capaces de demostrar sus logros y el valor agregado que pueden aportar siempre tendrán nuevas e interesantes oportunidades.

En este sentido, uno de los sectores que prevemos que el año que viene liderará la generación de nuevas oportunidades es la energía.

Tanto las energías renovables como las tradicionales seguirán liderando la industria y requiriendo profesionales especializados para llevar a cabo proyectos que están en cartera o nuevas iniciativas. Eso sí, este rubro demanda profesionales muy específicos, con entre siete y diez años de experiencia en el sector.

Cada vez más, el sector industrial necesita mayor nivel de profesionalismo, y áreas como logística, que antes contaban con profesionales técnicos sin formación superior, ahora buscarán especialistas capaces de ejecutar los proyectos desde el punto de vista técnico y enfocados en los resultados, pero también capaces de aportar una visión estratégica.

En general, los salarios en el sector industrial no aumentarán con respecto al año anterior, más allá de los ajustes por el IPC.

¿Y qué hay de la minería? Un año más, el sector minero enfrentará un escenario complejo. No se darán nuevas contrataciones y no se espera que los niveles de crecimiento mejoren.

Lo cierto es que la eficiencia de la productividad del sector es muy baja, ya que, por diversos factores, operar en Chile es muy costoso. Ante este escenario, se requerirán cambios estructurales para superar este ciclo negativo y para que el sector se pueda reactivar.

En 2017 se mantendrán los empleos vinculados principalmente a las áreas de operaciones y mantenimiento, pero serán muchos los profesionales que decidirán cambiar de rubro, y el traspaso de capital humano a otros sectores será notable.

Si está usted en un momento de transición o buscando nuevas oportunidades, le animamos a que tome el control de su desarrollo profesional y tenga en cuenta esta información que, tal vez, le pueda ayudar a planificar mejor su búsqueda.

Para más información, consulte nuestra  Guía Salarial 2017:

* Inés Rodríguez é Division Manager Engineering Robert Half Chile

 

Share This Page