¿Dónde pretende estar dentro de cinco años?

Durante una entrevista de trabajo, es muy común, que el reclutador traté de entender cuáles son los objetivos de un candidato y además comprender si está buscando una carrera en lugar de estar buscando apenas un empleo, si sus objetivos están alineados con los objetivos de la organización y si el candidato cuenta con un plan de carrera realista para su futuro.  Es por esta razón que una pregunta clásica es: ¿Dónde pretende estar dentro de cinco años? ¿Y dentro de diez años?

La preocupación que tienen las empresas al evaluar la planificación del colaborador, o del futuro colaborador, tiene que ver con la disminución de los riesgos, de la rotación y el aumento de la productividad y la calidad del servicio. Trazar un plan de carrera, además de ser algo benéfico para la empresa, permite que la persona esté encarrilada hacia el éxito profesional y personal, pues cuando se tiene una meta, es mucho más fácil programar las formas de lograrla.

¿Cómo trazar un plan de carrera?

Primero, identifique sus objetivos, a donde quiere llegar, en el corto, mediano y largo plazo e identifique cuáles son las estrategias para lograr dichos objetivos. En ese momento, entienda si está realmente dispuesto a enfrentar todos los retos y dificultades que van a surgir en el camino.  Por ejemplo, un cargo de director o gerente puede parecer atractivo debido a la ventajas financieros y los beneficios, sin embargo, es importante evaluar si sus habilidades técnicas y comportamentales se encuentran alineadas con el cargo que se anhela.

La mejor manera de hacer una planificación más palpable es haciendo un mapeo de las habilidades que posee, de aquellas que es necesario desarrollar, un mapeo de los recursos necesarios para logar esa mejorar y un mapeo del plazo límite para lograr esa meta.  Pocas veces el éxito ocurre de forma casual o accidental.  En general, el éxito es fruto de mucha planificación y enfoque en la ejecución.

Saliendo del Eje

¿Qué hacer cuando trazamos un plan de carrera y ese plan empieza a fallar? No se desanime! Al trazar un objetivo en su carrera, el profesional debe contemplar la posibilidad de que ese plan no funcione.  Es imposible tener todas las variables bajo control. Por esta razón la mejor recomendación es tener siempre un “Plan B”. Elaborar diferentes estrategias ayuda a minimizar la frustración, en el caso tal que el plan inicial no se concrete y le brindará más seguridad al momento de trazar una nueva meta. Si llegara a ser necesario cambiar el rumbo, es importante que ese cambio no sea enfrentado como un tipo de fracaso, sino, como una nueva oportunidad..

La respuesta correcta

Usted llegó hasta aquí y tiene curiosidad de saber la respuesta a la pregunta: ¿Dónde pretende usted estar dentro de cinco años? No existe una respuesta correcta, sin embargo, prepárese y para ello tenga en cuenta el perfil de la compañía en la cual desea trabajar. Por ejemplo, aquél que hace una pasantía en una empresa responde: dentro de cinco años pretendo llegar a una posición de líder. En una empresa tradicional en la que los colaboradores se demoran 20 años para llegar al cargo de gerente, esta respuesta podría parecer descabellada, sin embargo, podría tener mucho sentido si se tratara de una entrevista para un cargo en una startup. Como se dijo antes, el objetivo del reclutador es entender cuáles son las metas en la vida, tanto profesional como personal, del candidato.  Entender si el candidato tiene la intención de construir una carrera dentro de la organización, o si por lo menos, pretende concluir ciclos dentro de la compañía.  Cuando le hagan preguntas, sea claro y responda con sinceridad, demuestre su interés en vincularse a la empresa y demuestre además su disposición para aportar al negocio.

Share This Page