Preguntas cliché, respuestas originales

Por Robert Half 19 de agosto 2019

El proceso de selección va súper bien. Has sorteado las instancias iniciales y todo lleva a creer que tu perfil va muy bien encaminado para apropiarse del puesto para que el cual postulaste. Sin embargo, viene una etapa crucial, la entrevista personal. Y aunque muchas de las preguntas sean previsibles, muchos no logran sortear con éxito esta parte del proceso porque la clave está en responderlas de manera original, marcando una diferencia con los demás postulantes.

La entrevista personal es una instancia donde hay mucho en juego. Por el lado del profesional que está seleccionando, son apenas algunos minutos para obtener la mayor cantidad de información de cada candidato, con el afán de conocer a cada uno y definir al más adecuado para el puesto ofrecido. Por el lado del postulante, se trata de un instante para diferenciarse y quedar en la retina del entrevistador como el candidato perfecto.

Sin embargo, aunque la importancia de esa instancia el fundamental, es inevitable para ambas partes enfrentarse a preguntas archiconocidas que, por esa condición, caen en la denominación de preguntas cliché. ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cuáles son tus debilidades? ¿Por qué deberíamos contratarte?, son algunos ejemplos. Pero, ¿dónde está la clave del éxito? En la originalidad de las respuestas, por lo que aquí proponemos algunas indicaciones para que prepares de la mejor manera esta parte del proceso.

  1. Háblame de ti

Puede variar el orden, pero esta pregunta te la harán sí o sí. Al escuchar esta frase, inmediatamente explora tu historia laboral, los logros más importantes que has tenido en tu carrera y tus objetivos. Con esta pregunta, el entrevistador no pretende que le repitas lo que dice tu CV, él ya lo leyó y por algo te citó a una entrevista. Aprovecha entonces de mostrar los detalles que no están en ese resumen y que muestran aspectos que sólo puedes contar en una conversación. Es momento de mostrar, de manera clara y precisa, lo que te hace único y tu experiencia laboral es precisamente eso.

  1. Investiga sobre la empresa

Quien entrevista querrá saber cuánto conoces sobre la empresa a la cual estás postulando y si tienes la capacidad de visualizar tu aporte concreto y tu capacidad de adaptación a ese ambiente laboral. La clave aquí es tener información sobre lo que hace la empresa, detalles específicos sobre el puesto y la cultura. Así, cuando te pregunten por qué quieres trabajan en esa empresa, tu respuesta tiene que basarse en información real, destacando cómo tu experiencia previa contribuirá si te eligen a ti.

  1. Hazte fuerte

Cuando postulas a un cargo, lo haces porque generalmente revisaste la descripción del mismo y sentiste que cumples con los requisitos expuestos en el aviso. Precisamente en ese punto está lo que debes explorar para responder la clásica pregunta sobre tus fortalezas. Todo cargo considera responsabilidades y habilidades que el candidato deberá cumplir. Para responder esa pregunta con originalidad, más allá de cumplir con los requisitos, la idea es que seas capaz de mencionar cómo usaste tus habilidades en trabajos anteriores para lograr determinado objetivo y cómo crees que lo harás ahora si te eligen a ti.

  1. No te disfraces de héroe

Las fortalezas nunca andan solas. Siempre están asociadas a las debilidades. Por lo tanto, no cometas el error de decir que no tienes debilidades y busca tus reales limitaciones. La clave está en identificar tus puntos débiles y en exponer qué haces para corregir estas características. Recuerda que nadie es perfecto y lo que esperan los entrevistadores es escuchar candidatos conscientes de eso y de cómo lo solucionan en beneficio de su trabajo.

  1. Muestra compromiso

En un mundo en constante cambio, las empresas esperan que quienes trabajen en ella se proyecten en el tiempo dentro de ellas. Por eso, ante la consulta sobre la visión que tienes de ti en cinco o diez años, lo que se espera es que muestres compromiso con el puesto y deseo de crecer y echar raíces en tu nuevo trabajo. Si buscas destacar y ser el elegido, la expectativa de tu entrevistador apunta a que contestes algo que asocie tus ganas de aprender y sumar experiencia con el cumplimiento de objetivos y el inicio de una carrera dentro de la organización.

  1. Comprueba tu liderazgo

Preguntas sobre cómo resuelves un conflicto o trabajas en equipo son indispensables en una entrevista de trabajo seria. ¿Qué busca en entrevistador? Saber de qué manera usas tu experiencia para manejar situaciones complicadas que se producen en todos los ambientes laborales. Para sortear con éxito este tipo de consultas y sumar puntos, lo correcto es describir situaciones reales que hayas vivido y qué recurso usaste para resolver el conflicto. Si a eso le agregas los resultados logrados, mejor aún. Recuerda que un verdadero líder también debe lucir sus agallas en las instancias más críticas.

  1. ¿Por qué tú?

Te preguntarán por qué deberían elegirte a ti. Y en ese momento, debes ser rotundo. Es la oportunidad de reunir en una sola respuesta todo lo que te hace único. Tus habilidades, experiencia, logros, compromiso y capacidades para apoderarte del cargo y desarrollar todo tu potencial en beneficio de la empresa. Por lo general será el final de la entrevista y debes marcar a fuego tus credenciales para que el próximo paso sea saber el día y la hora en que empezarás a trabajar.

El momento de la entrevista es breve. Y en ese poco tiempo, debes lograr que el entrevistador se lleve la impresión de que tú eres la persona perfecta. Tu creatividad y conocimiento tienen entonces la palabra. La originalidad es un factor clave para diferenciarse del resto y saber usarlo puede ser la clave para quedarte con el puesto que deseas.

¿Quieres recibir más contenidos como este?

Regístrese para recibir mensualmente nuestro newsletter que incluye artículos relacionados con desarrollo de carrera, reclutamiento de personas y mercado laboral.

More From the Blog...