¿Cuál es la extensión ideal de un curriculum?

Por Robert Half 27 de mayo 2019

Después de mucho buscar en internet, en los diarios y a través de tu red de contactos, encontraste por fin un aviso que resume tu trabajo soñado. O bien el que necesitas para dejar atrás largos meses de búsqueda infértil. Resta un paso más, enviar el curriculum (CV). Sientes que tienes la experiencia y las habilidades que son requeridas, pero surge la duda. ¿Qué hacer para incluir todo lo que he realizado en mi carrera en un CV que no sea demasiado extenso?

Si adoptamos una postura simplista, obviaríamos la extensión y seguiríamos nuestro instinto de incluir todos los detalles, convirtiendo nuestra carta de triunfo en un fracaso, ya que los seleccionadores suelen trabajar siempre contra el tiempo y no se toman más de algunos minutos en leer cada uno de los curriculum que reciben.

ENVÍA TU CURRÍCULUM

Sin embargo, el desafío es mucho mayor. Partiendo de la base de que el curriculum es quizás la única oportunidad que tienes de hacerte notar y convertirte en un potencial candidato para ese puesto que tanto deseas, nada debe quedar al azar. Ahí es donde la estrategia pasa al primer plano a la hora de redactar tu curriculum.

Para Karina Pérez, Directora de Robert Half Chile, “debe ser una combinación eficiente. Tiene que considerar la formación, experiencia laboral y habilidades, pero de una forma precisa, sin redundancias ni detalles innecesarios”.

A juicio de la ejecutiva, aunque los curriculum son diferentes, “existen factores clave que un profesional debe considerar para lograr llamar la atención de un seleccionador”.

Extensión ideal

El poder de síntesis es un arte que valoran los seleccionadores. Hay un consenso sobre la idea de que un curriculum debe reunir en un máximo de dos páginas toda la información importante que tenga relación con el cargo al cual vas a postular.

¿Qué va primero?

Determinar el orden en que vas a poner la información también es un detalle relevante. Si posees experiencia, es aconsejable que consideres presentarla al comienzo, destacando los cargos que has ocupado y logros asociados a ellos. Caso estás recién dando los primeros pasos de tu carrera y no tienes experiencia relevante, abrir con la información relacionada con tu formación debería ser tu opción.

Considera una descripción

Aunque es posible que lo primero que quieran leer de tu curriculum sea la parte donde está descrita tu experiencia, incluir una descripción es un buen recurso. Sirve para destacar tus principales características profesionales y relacionarlas con el puesto al cual postulas, con la intención de mostrarte como un candidato ideal para el trabajo.

Los idiomas

Saber inglés hoy en día es el “desde” en muchos casos. Y si dominas algún otro idioma, ¡no dudes en incluirlo! Según el cargo en cuestión, este ítem puede marcar la diferencia que incline la balanza a tu favor. Sin embargo, presenta certificaciones en caso de tenerlas y menciona tu real manejo del idioma, ya que mentir acá te puede costar muy caro a la hora de una entrevista personal.

¿Qué debes evitar?

Aunque te tientes por mostrar una veta artística o un toque más desenfadado, prefiere un curriculum sobrio. Generará una imagen más seria, sobre todo si postulas a un cargo de gerencia o jefatura. Errores gramaticales y estructuras confusas tampoco ayudan. Y a menos que sea estrictamente requerido, no incluyas pretensiones de renta ya que es un punto que debería conversarse personalmente.

¿Y las referencias?

Es natural pretender mostrar todas tus fortalezas en un primer contacto. Por esa razón, muchos estiman valioso dar a conocer las referencias personales que otros hacen de ti en materia profesional. Sin duda eso aporta mucho, pero hay que saber el momento preciso en que se deben usar.

Considerando que el CV es un documento que será leído y revisado rápidamente por un seleccionador, la lógica entonces considerar ese tipo de información para una eventual entrevista de trabajo. Recuerda que el curriculum debe considerar lo más destacado de tu carrera, tus logros más importantes y los aspectos más importantes de tu formación. La síntesis es la que hará con que debas dejar las referencias para después. Y cuando te llamen tendrás la oportunidad de ahondar en ellas, cuando tu perfil ya esté bien encaminado y ellas sean un elemento que sirva como diferenciador para que la balanza de la selección se incline hacia ti.

¿Quieres recibir más contenidos como este?

Regístrese para recibir mensualmente nuestro newsletter que incluye artículos relacionados con desarrollo de carrera, reclutamiento de personas y mercado laboral.

More From the Blog...