Valor agregado en directorios diversos

Por Robert Half 5 de mayo 2019

Por Karina Perez

La designación de Roberta Valenca como la primera mujer en ocupar la gerencia general de Coca-Cola Chile captó la atención de los medios y de las redes sociales. En Twitter y LinkedIn, por ejemplo, me tocó ver -con gran agrado- posts de otras mujeres felicitándola por el logro y aclamando esta buena noticia. También en plataformas con contenido más lifestyle, como Instagram y Facebook, donde muchas profesionales jóvenes o estudiantes compartieron la información como una inspiración o modelo a seguir.

Fue entonces cuando me pregunté, ¿por qué nos asombra tanto esta noticia? Y claro, se debe a que no estamos acostumbrados a ver mujeres en posiciones de liderazgo.

El Informe de Mujeres en Alta Dirección de Empresas (IMAD) 2018 da cuenta de que solo el 17% del total de puestos de primera línea es ocupado por mujeres. Un número alarmante si consideramos los beneficios de contar con una presencias femenina en el directorio de una compañía.

ENVÍA TU CURRÍCULUM

Pero antes de entrar en este punto, sería bueno pensar en los estereotipos que se tienen de las mujeres líderes. La televisión nos ha mostrado muchas veces que una mujer en posición de liderazgo tiende a ser fría, calculadora, poco empática y que debe dedicar su vida al trabajo, dejando de lado todo lo demás, cuando la realidad no es así. Es urgente cambiar ese cliché, ya que perjudica el hecho de que más mujeres aspiren a ocupar altos cargos.

Y es ahí donde también hay una responsabilidad de las empresas, las que tienen el desafío de brindar mejores oportunidades para que tanto hombres como mujeres puedan equilibrar una posición de liderazgo con tener una familia o dedicarle más tiempo a sus pasiones y hobbies.

Esto no se trata de una guerra de géneros, al contrario, debemos entender que tener a una mujer en el directorio de una compañía es una ganancia para todos. En Chile, muchas empresas trabajan bajo modelos competitivos y cuando hay más hombres sobre la mesa, estos tienden a generar más competencia entre ellos, haciendo difícil el flujo de ideas. Lo mismo ocurre si hay pocas mujeres presentes. En una charla con Women In Management, surgió el tema de que las mujeres tienden a masculinizar sus actitudes para ponerse “a la altura”, y esto realmente NO es necesario.

Las mujeres en posiciones de liderazgo son, sin duda, un aporte muy potente en los directorios. Distintos estudios han comprobado que cuando hay mujeres presentes se potencia más la innovación y la creatividad, y eso tiene que ver con que las mujeres impulsan la colaboración y entienden mejor otros puntos de vista, precisamente porque aportan a la creación de un ambiente menos competitivo.

Finalmente, como tip, siempre aconsejo buscar una mentora, alguien con quien compartir tus experiencias, que te ayude a definir tus planes de carrera y enfocar tus logros. También, siempre preguntarse ¿en qué estoy?, ¿cómo puedo reforzar mis habilidades? y, por supuesto, estar atentas a cómo está cambiando el mercado. Me ha tocado vivirlo muy de cerca y es un hecho que muchas empresas están pidiendo más mujeres para cargos de primera línea, por eso en este minuto hay una buena oportunidad. Es un buen momento para que las mujeres aspiren a posiciones de liderazgo.

Guía Salarial Robert Half

En la Guía Salarial de Robert Half encontrarás la más completa encuesta salarial y un estudio sobre tendencias de contratación en el mercado.

 
* Karina Perez es directora de Robert Half 

More From the Blog...