Cómo responder la pregunta, ¿por qué quieres trabajar en esta empresa?

Por Robert Half on 21 de septiembre 2020

Durante un proceso de selección, la etapa de la entrevista es fundamental y marca un punto de inflexión transcendental. Pasaste el primer corte y te debes enfrentar a una etapa que te acerca mucho a conseguir el puesto o a quedar al margen de manera definitiva.

Ante eso, prepararse para ella resulta clave, pero muchos olvidan elaborar un argumento sólido para el instante en que le preguntan, ¿por qué quieres trabajar aquí? Y para evitar que corras el riesgo de dejar ese flanco descuidado y perder la oportunidad que tanto buscas, revisamos algunos puntos importantes a considerar:

El punto de vista de la empresa

Desde la perspectiva del empleador, la necesidad es contratar a un nuevo talento que encaje y crea en la misión de la organización que va a integrar. Además, que provoque un impacto positivo al interior del grupo y con los demás grupos de interés que le toque interactuar. Se trata entonces de sumar un profesional que justifique la inversión que la empresa hará por contar con él.

Enfoque en los aportes

Ser contratado por una empresa debe significar la llegada de un refuerzo que traerá alguna contribución que la organización no tiene o donde presenta falencias. Un talento real debe pensar la respuesta a partir de qué es capaz de ofrecer y qué impacto tendrá su trabajo para el éxito de la empresa.

¿Qué conocimiento o experiencia que tengo sería especialmente útil para esta empresa en este momento?, ¿qué éxitos profesionales pasados ​​podría repetir en esta empresa?, ¿qué problemas se lograron resolver con tu aporte?, ¿de qué manera ayudaste a la empresa a ahorrar dinero o aumentar sus resultados?, son algunas preguntas cuyas respuestas te harán sobresalir de tus competidores en el proceso de selección.

Usa un lenguaje natural, pero profesional

Preparar tu respuesta sobre el porqué de tu interés por trabajar en la empresa debe considerar las palabras que vas a usar. No se trata de que sea un discurso memorizado, debe fluir con naturalidad, pero con un toque de profesionalismo que te distinga de los demás.

Frases como "veo esta oportunidad como una forma de contribuir con la empresa”, "siento que mis habilidades son particularmente adecuadas para este puesto porque", o "creo que tengo el tipo de conocimiento para tener éxito en este papel y en la empresa porque", seguidas de lo que consideras aporte, son formas de apuntalar las fortalezas que has identificado en ti y que lanzarás de manera muy bien elaborada con este tipo de lenguaje, dejando un sabor especial en el paladar del seleccionador, que tendrá elementos concretos para evaluarte a la hora de comparar tus respuestas con las de los otros candidatos.

Frases para el olvido

Consideramos muy importante que, como talento en búsqueda de un puesto importante, debes saber también identificar y prepararte para no cometer errores que pueden pasar inadvertidos para ti, pero que te pueden dejar fuera de un proceso de selección.

Por lo tanto, cuando encares la pregunta "¿por qué quieres trabajar aquí?", lo que un seleccionador no quiere oír son frases como "honestamente, solo necesito un trabajo y este parecía interesante". Otra frase nefasta para tus intereses y los de la empresa es "escuché que esta compañía ofrece buenos salarios y beneficios". Otra que nunca falla para que tu asiento sea eyectado en plena entrevista es "veo esto como un paso hacia cosas más grandes y mejores".

En todas ellas la respuesta parece sincera, pero no demostrará un sincero interés por el puesto o la empresa. Al contrario, dejarán la duda de que, ante una oportunidad más convincente, abandonarás el cargo sin el mínimo remordimiento.

Las empresas líderes reconocen que deben ofrecer compensaciones competitivas para contratar a los mejores talentos. Sin embargo, a cambio quieren reclutar personas cuya motivación principal para trabajar vaya más allá del dinero.

Se trata de una expresión perfecta del “ganar-ganar”. Si demuestras convincentemente que vienes a ser un aporte es muy diferente a mostrarte como un trabajador que solamente espera fin de mes para cobrar su salario. Hoy se requieren talentos comprometidos, que sepan lo que valen y lo que pueden poner sobre la mesa para que la empresa se proyecte con su aporte. Sobre esa idea debe girar tu argumento a la hora de responder una pregunta simple, pero cuya riqueza radica en la capacidad que tengas de responder de la forma adecuada para brillar y perfilarte como un ganador en un proceso de selección.

Hide Breadcrumb
Off
Hide Title
Off

More From the Blog...