Cómo conseguir un trabajo en tiempos de confinamiento

Por Robert Half on 13 de abril 2020

La crisis mundial por el coronavirus está generando severos problemas a la economía global y, como consecuencia, a las empresas, que enfrentan interrupciones inesperadas, prohibiciones de funcionamiento que provocan cancelación de reuniones en persona y otros desajustes propios de una adaptación casi forzada a adoptar el trabajo remoto. Eso sin contar que cualquier persona que esté buscando un nuevo trabajo debe enfrentar dificultades y muchos profesionales, que no tenían planes de cambiar de trabajo a principios de año, de repente y sin quererlo, ahora están buscando uno.

Confinamiento: ¿Amenaza o debilidad?

Si estás buscando trabajo, la primera gran duda sobre cómo conseguir un nuevo trabajo es saber cómo pasar por el proceso de reclutamiento, sin estar en el mismo lugar que tu posible nuevo empleador. ¡Y sin salir de tu casa! ¿Eso es posible?

La respuesta es sí. Aunque será un proceso algo diferente, aun así se puede llevar adelante con éxito.

La pandemia provocada por el coronavirus ha obligado que las oficinas estén vacías, pero las empresas igual están trabajando de manera remota, incluyendo los procesos de contratación para puestos vacantes. En algunos casos, el Covid-19 ha creado una mayor carga de trabajo y una demanda de profesionales con experiencia, por ejemplo para cargos con funciones de TI y de servicio al cliente.

Afortunadamente, la tecnología facilita la búsqueda de trabajo en condiciones de trabajo remoto. Y aunque buscar, encontrar, obtener e iniciar un trabajo bajo condiciones de distanciamiento social es raro, exploramos algunas recomendaciones para que el proceso termine de manera exitosa.

Encuentra tus mejores oportunidades

Las oportunidades están, pero debes saber encontrarlas. Nadie que haya buscado empleo antes puede decir que no conoce los portales de empleo y recurrir a ellos es un buen comienzo. Además, debes echar mano a tu red de contactos. Aunque por el momento nadie está organizando conferencias o eventos a los que puedas asistir para generar redes, aún es posible comunicarse con contactos profesionales a través de LinkedIn o las redes sociales.

Otro recurso potente es comunicar a tus contactos que estás buscando un nuevo trabajo. Es posible que ellos sepan algo al respecto o puedan vincularte con otras personas que estén buscando alguien con tus características. Además, solicita a tus contactos en LinkedIn que te apoyen con un testimonio y recomendaciones sobre tus habilidades y fortalezas.

ENVÍA TU CURRÍCULUM

Recurre a especialistas en materia laboral

Las empresas especializadas en reclutamiento y selección de personal como Robert Half están al tanto de lo que está sucediendo en el mercado de contratación y de las tendencias de la fuerza laboral. Este conocimiento las convierte en un gran recurso para ayudarte a encontrar un trabajo en circunstancias poco comunes como las actuales.

La ventaja de recurrir a este tipo de especialistas, facilita tu búsqueda de empleo. Primero porque van a conocer tus habilidades y preferencias de trabajo. Luego porque con esa información, podrán recomendarte directamente a gerentes de contratación, conectarte con empleadores locales y finalmente porque se enteran de puestos vacantes antes de que sean de conocimiento público.

Prepárate para las llamadas

Una vez que un empleador se interesa en tu currículum y carta de presentación, generalmente el proceso de evaluación comienza con una entrevista telefónica. Algo muy conocido, pero que no debes dar por sentado bajo estas circunstancias.

El estar conectados de manera remota con un gerente de contratación que no te verá, puede ser un factor de relajo, pero tienes que vestir de la misma manera que lo harías para una reunión personal. Recuerda que la imagen es muy importante.

La habitación donde se realizará la llamada debe estar libre de distracciones y ruidos para que puedas hablar y escuchar con claridad, sosteniendo la conversación de manera fluida. Recuerda que las entrevistas telefónicas por lo general son bastante breves. Sin embargo, investigar sobre la compañía y el puesto en cuestión antes de la llamada es fundamental. Una referencia sobre los proyectos o la historia de la compañía y una pregunta perspicaz para el entrevistador pueden ayudarte a pasar a la siguiente ronda.

Claves para el video

Si se trata de una entrevista en video, debes considerarla como si estuvieras en la misma habitación que el gerente de contratación. Debes estar listo antes del horario acordado y, si la plataforma lo permite, conéctate antes. Vístete para la ocasión porque, aunque estés sentado ante la cámara, puedes necesitar moverte o incluso ponerte de pie. Realiza pruebas preliminares con la tecnología que irás a usar en el momento de la entrevista, verifica la iluminación y la ubicación de la cámara, para que el fondo de la imagen que mostrarás sea ordenado y sin elementos que distraigan a tu interlocutor.

El contacto visual es clave. Estando al frente de una cámara y una pantalla, es probable que tu tendencia natural sea mirar la cara de la persona que está al otro lado. Sin embargo, para que mires a los ojos, mientras tu contraparte habla, tienes que mirar directamente a la cámara. Eso hará que puedas establecer una conexión más fuerte. El lenguaje corporal también juega un papel importante en esta etapa, por eso asegúrate de mantener una postura profesional, exactamente como si estuviera en una silla frente al gerente de contratación. Tus expresiones pueden transmitir tu interés y compromiso al entrevistador, o demostrar sin mediar palabra que no te interesa lo que están hablando.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

More From the Blog...