Claves para lograr el equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre

Por Robert Half on 9 de diciembre 2019

Al proyecto que busca reducir la jornada laboral a 40 horas semanales en Chile, y que sigue su curso en el Congreso, se le suma el debate sobre cómo alcanzar el equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre.

Existe un alto grado de consenso sobre el impacto negativo que tiene el exceso de trabajo sobre las personas. Problemas de salud como el estrés y otros afectan a muchos y los expertos confirman que una semana laboral prolongada puede debilitar las habilidades cognitivas, reduciendo la creatividad y la productividad, sin contar con un mayor riesgo a cometer errores, todos factores que pueden ser perjudiciales para la carrera de un profesional.

Ante esta situación, lograr el equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre es fundamental. Por eso, presentamos algunos consejos para ir en esa dirección:

1. Establecer un equilibrio entre trabajo y tiempo libre

¿Cuál es la combinación adecuada entre el trabajo y el tiempo libre? Cada persona tiene ideas diferentes sobre el equilibrio entre ambas situaciones. Por lo tanto, es importante que los trabajadores cuenten con el tiempo de ocio adecuado para descansar y cultivar pasatiempos y actividades personales y familiares. Eso permite reducir los niveles de presión y estrés propios de la actividad laboral, mejorando tanto sus resultados y su permanencia en el trabajo. Además, ayuda a reducir la rotación constante de personal.

2. Propiciar alternativas de flexibilidad

El equilibrio de unos no tiene que ser igual al de otros, por lo que las empresas deben considerar ofrecer a sus trabajadores opciones que les permitan elegir. Al considerar las políticas para promover el tiempo libre, permitir a los trabajadores decir lo que les gustaría fortalecerá su sentimiento de valoración personal e incluso puede permear los límites de la empresa, fortaleciendo la imagen de ésta y atrayendo talentos.

3. Explorar el trabajo remoto

El advenimiento de la tecnología permite optimizar procesos y aprovechar mejor el tiempo, ampliando las posibilidades de tener más tiempo libre.

Por esa razón, explorar herramientas de gestión, almacenamiento y otras, además de la conectividad continua, son recursos útiles para mantener una relación laborar a distancia. La clave es compatibilizar el trabajo, dentro de los horarios fijados, con el tiempo libre, sin caer en la exigencia invisible de estar “siempre disponible”.

4. Predicar con el ejemplo

El equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre tiene que ser un objetivo avalado por ejemplos. Así, la dirección de una empresa comprometida con esto debe liderar cambios de hábitos, como enviar y responder correos u otro tipo de mensajes electrónicos fuera de los horarios de trabajo o cuando se encuentran de vacaciones, por ejemplo. Las acciones de los líderes son constantemente observadas y evaluadas por los trabajadores, por eso respetar los márgenes entre el tiempo en que se está trabajando y el que se tiene para descanso es fundamental para lograr ese equilibrio deseado.

Generar las instancias para que el equipo de trabajo alcance un estado de equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre es clave para fortalecer el bienestar de los trabajadores. En la medida que el equipo se siente cómodo y satisfecho, va generando mayor sentimiento de pertenencia y compromiso, lo que deriva en un mejor desempeño e índices de productividad, agregando además valor a la empresa, atrayendo profesionales más calificados y reteniendo talentos.

ES HORA DE TRABAJAR FELICES

¿Qué hace felices a las personas en tus empleos?

More From the Blog...