Cómo tomar el control cuando no estás a cargo

Después de mucho tiempo como miembro de su empresa, usted se encuentra atrapado entre ser un colega u ocupar la autoridad de un jefe. No se le ha otorgado la autoridad formal, pero aún se espera que muestre cualidades de liderazgo y sea de ayuda a sus compañeros en una transición de departamento o proyecto. ¿Cuál es el mejor enfoque? Aquí enumeramos algunos consejos.

1. Ajuste la norma
Sus compañeros de trabajo no le reportan, así que no aborde esta situación como si lo hicieran. En su lugar, de el ejemplo sobre como espera que aborden el proyecto o la forma de interactuar con el equipo. Si usted es entusiasta, ellos también lo serán. Usted puede sentirse bajo presión con sus nuevas responsabilidades, pero debe tratar de que no se note. Evite quejarse frente a sus compañeros de equipo.

2. Hablar menos es más
Cuando usted se enfrenta por primera vez a su rol de líder no oficial, puede pensar que va a ser el único que va a hablar. Sin embargo, una de las cualidades más importantes del liderazgo es fomentar el diálogo. Para que la gente hable, es necesario escuchar; esto significa ser realmente receptivo a otras ideas y opiniones. Esto establecerá la imagen de que cada miembro del equipo es un colaborador y merece respeto por igual.

3. Compartir la riqueza
Una vez que esté a cargo, puede ser tentador asignar a sus amigos o colegas más cercanos los mejores proyectos. Pero este es justamente el momento de ejercer justicia. Muestre sus cualidades de liderazgo y habilidades de colaboración alentando a todos a hacer su mejor trabajo y cumplir con los plazos de entrega. Recuérdele al equipo sobre los objetivos de proyectos a corto y largo plazo, y celebre cuando cumplan cada uno de ellos.

4. Comparta la carga laboral
No delegue todo el trabajo y descanse en sus laureles. Sus colegas se darán cuenta si no está cumpliendo con su carga o si está delegando sus tareas continuamente a otra persona. Usted influirá de manera mucho más potente en sus colegas si lo ven trabajando tanto o más duramente que ellos.

5. Sea genuino
Estar a cargo de un proyecto no debe cambiar su personalidad, así que trate de evitar "jugar al jefe" o adoptar cualquier tipo de personalidad falsa. Sus compañeros, que han trabajado con usted durante algún tiempo, notarán este comportamiento. En su lugar, sea usted y siga siendo agradable y genuino en sus interacciones. Esto le ayudará a mantener la relación con sus colegas.

6. Hágase responsable
Cuando los proyectos van bien, los buenos líderes destacan el duro trabajo de sus equipos y comparten los elogios. Cuando hay errores, se hacen cargo, independientemente de cómo se hayan cometido. Cuando algo vaya mal, trabaje con su equipo para descubrir el problema e identificar maneras de prevenir dificultades a futuro. Evite señalar con el dedo a él o los culpables. Esa es una manera segura de dinamitar la confianza.

7. Siga a un líder
¿Hay un líder en su organización a quien admira y respeta?  ¿Ha tenido un impacto positivo en su carrera? Emule a esa persona o incluso pídale que sea su mentor. Los consejos que obtendrá serán inestimables.

El contenido fue traducido del original Taking charge when you're not in charge.

Share This Page