Cómo solicitar un aumento salarial: negociación versus persuasión

Solicitar un aumento de sueldo puede resultar incómodo e incluso intimidante. Sin embargo, si se plantea correctamente, lograr ese incremento adicional puede convertirse en realidad.

Para ello, puede que el concepto negociación sea el primer método que le venga a la cabeza cuando se está planteando pedir un aumento. No obstante, la persuasión es una técnica mucho más sutil y puede ser muy útil para manejar este tipo de situaciones. Sea cual sea la técnica que escoja, es importante que la ejecute a la perfección para lograr su objetivo.

A continuación, le entregamos algunos consejos para que tanto la negociación como la persuasión jueguen a su favor.

Negociación: centrarse en los datos y hechos
La negociación se utiliza cuando el foco de la conversación se centra en el monto en cuestión. Si su posición contribuye a la generación de ingresos directos para la compañía o ventas, haga uso de las cifras para demostrar cuál fue su aporte en materia de nuevos negocios o beneficios. Si su rol es otro, entonces fíjese en otro tipo de logros para resaltar su aporte y valor agregado. Puede enfatizar, por ejemplo, su exitosa coordinación y ejecución de un proyecto, la implementación de procesos que favorecieron la eficiencia y la mejora de los resultados o sus habilidades blandas únicas e imprescindibles para el equipo.

¿Cómo negociar en forma efectiva un incremento salarial? Deje que su jefe haga la primera oferta. Así, conocerá el límite más bajo a partir del cual empezar a negociar. Por el contrario, si es usted quien da el primer paso, apunte alto -aunque siendo realista- con el propósito de llegar a un acuerdo que se sitúe en la mitad entre lo que usted pide y lo que su jefe estará dispuesto a aceptar. Asimismo, asegúrese de consultar una guía salarial disponible en el mercado para saber qué se está ofreciendo para una posición de su mismo nivel y no hacer peticiones imposibles.

Si no está satisfecho con lo que le ofrece su jefe o ve que un aumento salarial no es una opción posible en este momento, sea flexible en la negociación y valore qué otros beneficios podría lograr. Si se encuentra ante esta situación, como plan B haga una lista de las cosas que podrían interesarle: una promoción, más vacaciones, cursos de formación, entre otros.

Persuasión: mucho más que ser encantador
La persuasión suele utilizarse cuando se necesita lograr un cambio de mentalidad o de actitud. Implica un grado de influencia más allá de lo que se haya puesto sobre la mesa. Por ello, como para cualquier otra cosa en la vida, es mejor estar preparado. Empiece anticipando las objeciones que su jefe podría tener y piense en cómo darles la vuelta a esos aspectos negativos para que jueguen a su favor.

Tenga en cuenta su lenguaje corporal. Una actitud corporal relajada pero firme demostrará confianza y sinceridad, haciendo que la persona que tiene delante baje la guardia y se abra a una conversación abierta y fluida.

El tiempo es clave para lograr una discusión salarial exitosa, así como el momento que escoja para sentarse frente a su jefe para tener “la conversación”. Además de analizar la situación para saber si su superior ha tenido un buen día, es importante tener en cuenta el desempeño de la compañía para saber si es un buen momento para plantear la cuestión.

Solicitar un aumento cuando el precio de las acciones ha bajado o cuando la empresa está despidiendo gente dirá muy poco de usted. Sin embargo, enfrentar el tema del incremento salarial después de una noticia positiva como, por ejemplo, después de que se hayan dado a conocer unos buenos resultados o tras haber conseguido un premio, aumentará considerablemente sus opciones de éxito.

Cuando solicite un aumento, no hay libro ni ciencia que pueda predecir la reacción de su jefe, así que preste atención a la situación y así sabrá qué técnica podría funcionar mejor. No se trata de librar una batalla ni de desatar una discusión, trate de sentarse frente a frente con su superior para lograr el mejor resultado para usted y para el desarrollo de su carrera. 

El contenido fue traducido del original How to ask for a raise: negotiation x persuasion.

Share This Page