Cómo solicitar flexibilidad laboral

Hoy, el lugar de trabajo ha evolucionado, pasando de ser un sitio lleno de personas sentadas en sus escritorios a un espacio en el que se desarrollan y combinan nuevas y diversas formas de trabajar, a las que las compañías se han visto obligadas a adaptarse rápidamente.

Gracias a las nuevas tecnologías y a la aparición de la “nube”, ahora los profesionales pueden trabajar a cualquier hora y desde cualquier lugar, lo que significa que muchas empresas podrían ofrecer a sus empleados la opción de trabajar de manera remota.

Y porque la flexibilidad laboral es ya una realidad, a continuación se entregan algunos consejos para solicitarla y aumentar las opciones de conseguirla:

1. Presente un caso de éxito sobre usted mismo
Al pedir flexibilidad laboral, asegúrese de construir una historia de éxito, resaltando los beneficios que podría suponer para su equipo y para su empleador. O lo que es lo mismo, explique las ventajas de permitirle trabajar en forma remota. Por ejemplo, resalte cómo la flexibilidad podría potenciar su productividad.

2. No pierda de vista qué es lo que quiere conseguir
Es importante hacer referencia a aspectos específicos de su trabajo. Señale el problema que está intentado solucionar y qué quiere lograr. Por ejemplo, si se demora dos horas en llegar a la oficina porque tiene que desplazarse desde muy lejos en hora punta, esto puede afectar su productividad y sus niveles de energía. Destaque cómo la flexibilidad laboral podría contribuir al éxito general, tanto de su rol específico como de su satisfacción laboral.

3. Construya una buena relación con su empleador
A menudo, a los jefes les preocupa que si un empleado no está trabajando en la oficina pueda perder el foco y no estar tan centrado en su trabajo, y que la falta de presencia de un empleado en la oficina afecte negativamente al resto del equipo. En este sentido, tener una relación laboral fuerte con los jefes y con el resto del equipo ayudará a reducir la ansiedad y la preocupación. Cuando solicite flexibilidad laboral tiene más opciones de recibir un “sí” por respuesta si se le considera un empleado de confianza, productivo y que se desempeña al cien por ciento cada día.

4. Sea honesto
Ser honesto en el lugar de trabajo es un buen punto de partida, además, es importante que sea abierto con su jefe. Si quiere trabajar de manera remota es relevante demostrarle a su jefe que aún es ambicioso, entusiasta, y que está motivado por hacer un buen trabajo. No puede parecer que está buscando una escapatoria a la rutina de la oficina, así que tómese su tiempo para explicar sus razones.

5. Esté dispuesto a negociar
​Asegúrese de estar abierto a las propuestas de su jefe, ya que si quiere lograr la flexibilidad es importante llegar a un acuerdo. Por ejemplo, si desea poder trabajar de manera flexible dos días a la semana, tiene que estar preparado para que le concedan solo uno, como mínimo, para empezar.

6. No deje de intentarlo
Si se siente incómodo por pedir flexibilidad laboral o no sabe si podrá hacerlo, piense en que no pierde nada con intentarlo. No se trata de una opción solo para personas con hijos o con alguien a cargo, sino que todos los empleados podrían proponer esta opción a su jefe. Por supuesto, el empleador no está obligado a aceptar su sugerencia, pero, como mínimo, podría planteárselo seriamente; y si nunca lo propone, seguro que no lo conseguirá.

Si se toma el tiempo para considerar todos los factores mencionados en este artículo y es capaz de demostrar cómo podría beneficiar a su desempeño y al de su equipo, así como a los resultados de la compañía, el hecho de que le concedan flexibilidad laboral, estará en una mejor posición para solicitarla y aumentará las posibilidades de recibir un “sí” por respuesta.

El contenido fue traducido del original How to ask for flexible working.

Share This Page