Cinco formas para aumentar tu empleabilidad

¿Cómo anda tu empleabilidad? Si aún no te has detenido a pensar sobre el tema, es importante saber que debes preocuparte de eso durante toda tu carrera profesional. Mantener alta la empleabilidad es un desafío actualmente, debido a los rápidos cambios que se producen en las empresas y a los procesos de fusión y adquisición.

Recientemente, Santiago Íñiguez, presidente de IE University, una de las escuelas de negocios más respetadas del mundo, con sede en España, escribió un artículo sobre el tema. En el texto, indicó cinco formas para aumentar activamente la empleabilidad:

1. Desarrolla tus habilidades digitales

La tecnología no debería ser una amenaza si eres capaz de aprovechar las oportunidades presentadas por el nuevo mundo digital. Muchos profesionales seniors se están involucrando en programas de capacitación enfocados en nuevas habilidades digitales: programación, análisis de datos, etc.

2. Activa tu red de contactos y elige un mentor

Tu empleabilidad equivale a la reputación que tienes con tus compañeros, pares y competidores. Ser conocido y respetado por los principales stakeholders de tu área es algo que debes alcanzar con el tiempo, y esa es una tarea que deberías comenzar a construir desde el primer día de tu carrera.

Usar las redes sociales con sabiduría también es recomendable. Simplemente, ten la precaución de no venderte de manera excesiva, porque eso termina alejando a las personas.

Un apoyo clave para el éxito profesional y para la empleabilidad es tener un buen mentor, alguien que te conozca, pueda abrir puertas y presentarte las personas correctas cuando sea necesario. Tener un mentor requiere reciprocidad de tu parte: solo pedir favores no funciona a largo plazo.

3. Gravitas* y presencia

Hay mucho de verdad en la máxima “la primera impresión es la que cuenta”. Y es que, al parecer, muchos reclutadores se forman una impresión general del candidato en los primeros 30 segundos de una entrevista. Gravitas* es la autoconfianza que debes proyectar a los demás en las presentaciones y entrevistas, y también en el lenguaje corporal y la apariencia.

Gravitas* no es equivalente a seriedad. Debes tener buen humor y ser agradable, pero al mismo tiempo comunicar fuerza interior, competencia y habilidad para gestionar una situación.

* Gravitas es un término del latín que nombra una de las virtudes preciadas por la antigua sociedad romana. Significa, literalmente, peso, pero adquirió el significado de una personalidad ética, de seriedad y de apego al honor y al deber.

4. Educación continua

Actualizar los conocimientos y habilidades es esencial en todas las profesiones. Volver a estudiar cada cinco años, más o menos, es una regla de oro que se aplica a todo el mundo, ya que un diploma del pasado no garantiza mantener un empleo.

5. Cultiva una visión de largo plazo y no tomes atajos

La integridad y la honestidad profesional rinden sus frutos a largo plazo. Pero más que eso, inspiran confianza en los demás. Por otro lado, un error ético puede dejar una marca permanente en tu currículum.

Share This Page