7 errores del currículum que podrían hacerte perder tu trabajo soñado

El currículum es la presentación formal ante un empleador y lo que marcará la primera impresión. Por ello, ha de ser perfecto. Si tiene uno o dos errores, puede que los responsables de contratación de la empresa no le den a tu solicitud una segunda oportunidad, sin importar lo buenas que sean tu trayectoria y tus referencias.

Teniendo esto en consideración, ¿cómo puedes garantizar que tu postulación no irá directamente a la basura o a la bandeja de eliminados? Te planteamos a continuación siete errores que hay que evitar en el currículum y algunos consejos que te ayudarán a destacarte entre la multitud de candidatos y lograr tu  trabajo soñado.

1. Errores gramaticales
Los errores tipográficos, palabras en desuso y problemas ortográficos en el currículum pueden complicar tu búsqueda de empleo. Las faltas gramaticales pueden hacerte parecer descuidado. No te fíes de los correctores de gramática y ortografía ya que difícilmente detectarán las palabras extra o faltantes o la elección errónea de una palabra.

Para asegurarte de que corregiste todos los errores, imprime el curriculum y léelo en voz alta. También puedes compartirlo con algún familiar o amigo para una segunda revisión. 

2. Enfócate en las tareas
Los empleadores están interesados en más cosas que tus cargos profesionales pasados o las fechas en las que trabajaste en las diferentes empresas. También quieren saber qué lograste. Incluir tareas generales como “realicé trabajos administrativos” pueden hacerte parecer un candidato más. Por el contrario, es importante que entregues una idea de los resultados que podrías aportar a la compañía. Los reclutadores quieren saber cómo contribuiste al incremento de los beneficios, al ahorro de costos y a la optimización del tiempo en las empresas en las que trabajaste anteriormente. Cómo ayudaste a que el trabajo fuese más eficiente, solucionaste problemas, incrementaste la cartera de clientes o contribuiste a potenciar la expansión del negocio. Es importante que expliques cómo las posiciones que ocupaste, ya fuesen permanentes o temporales, supusieron un impulso para tus habilidades y ayudaron al desarrollo de tu carrera profesional.

3. Utiliza un currículum para cada posición a la que postules
Las compañías buscan al empleado adecuado para cada posición, por lo que tu currículum debería estar creado a medida para cada trabajo al que optes. Utilizar el mismo CV para diferentes ofertas de empleo no es tan terrible como cometer errores gramaticales, pero adaptarlo a cada posición permitirá que destaque por encima del de otros potenciales candidatos. Una manera muy sencilla de llamar la atención de los reclutadores es utilizar variaciones en el lenguaje de la descripción inicial o describir detalladamente tus habilidades.

4. Un currículum demasiado corto
Si has leído algún artículo o recomendación acerca de cómo hacer un currículum, probablemente has escuchado que muchas veces se recomienda que ocupe una sola página. Es cierto, los reclutadores no tienen tiempo para leer un currículum extremadamente extenso, especialmente si está lleno de cosas poco relevantes. Ahora bien, el objetivo de tu currículum es entregar una descripción detallada de tu experiencia, formación, logros y habilidades, y no es un crimen que se extienda más allá de una página. Los empleadores están cada vez más abiertos a los CV más largos. Así es que, si el tuyo ocupa una sola página, estupendo, pero si necesitas extenderte una página y media o dos, no hay problema. Si estás recién partiendo tu carrera profesional y no tienes mucha experiencia o mucha trayectoria que explicar, también puedes evitar un currículum demasiado corto añadiendo los períodos de práctica profesional, iniciativas de voluntariado relevantes en las que hayas participado e incluso reconocimientos recibidos en la universidad, por ejemplo.

5. Diseño de principiante
Fíjate bien en tu currículum. ¿Has utilizado una tipografía demasiado extravagante  (evitar Comic Sans o Marker Felt, ¡por favor!) o una tipografía clásica como Calibri o Times New Roman? ¿Se ve el texto desordenado o justificado correctamente? ¿El contenido está demasiado espaciado, muy apretado, o resulta fácil de leer y utilizaste adecuadamente columnas, destacados en negrita, guiones para enumerar y espacios en blanco? La presentación marca la diferencia. No importa cuán profesional parezcas en persona; tu currículum no será considerado seriamente si es difícil de leer.

6. Información de contacto incorrecta
Revisa más de una vez, si es necesario, tu dirección de e-mail y número de teléfono. Es una de las cosas en las que es más fácil cometer un error y podría suponer que los reclutadores no se pudiesen poner en contacto contigo.

7. Información irrelevante
En la sección “otra información” es habitual que los potenciales candidatos pongan cosas como cuánto les gustan los animales, la jardinería, jugar a la pelota o la federación deportiva a la que pertenecen. Elimina todos esos detalles. Los aspectos triviales y la información irrelevante no han de aparecer en el currículum. Asimismo, evita cualquier cosa que pudiese generar controversia como afiliaciones políticas o religiosas. Sin embargo, sí es importante que incluyas detalles como los idiomas que hablas, trabajos de voluntariado u otras actividades relevantes relacionadas con el rubro en el que te desempeñas, los software que dominas y otros aspectos relacionados con tu función.

Una vez que hayas ajustado tu currículum de acuerdo a estas indicaciones, estarás listo para empezar tu búsqueda de empleo. Evitar estos errores básicos del CV te ayudará a causar una buena primera impresión y colocarte un paso por delante hacia tu trabajo soñado. 

El contenido fue traducido del original 7 resumé mistakes could cost your dream job.

Tags: Carrera

Share This Page